Violencia de género

15 de Marzo de 2021 10:52

“No quiero salir en el noticiero porque mi expareja me asesinó”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Entre el viernes y el domingo, Verónica denunció tres veces a su expareja por violencia de género. Este domingo, el hombre entró a su casa y destruyó lo que encontró a su paso. Si bien quedó detenido, ella teme que cuando recupere su libertad la mate. 

Durante las últimas 72 horas, Verónica Guardia (31) presentó tres denuncias por violencia de género contra su expareja y padre de sus tres hijos, Maximiliano Rivero (34), de quien se separó a mediados del año pasado. Es que, apenas unas horas después de que la mujer relatara a 0223 el calvario que estaba viviendo, Rivero se acercó en reiteradas oportunidades a su casa -una de ellas, armado- y, tras provocar serios destrozos, logró entrar a la vivienda. Si bien el hombre fue detenido este domingo a la tarde, Verónica teme que recupere la libertad y cumpla con la advertencia que le hace cada vez que se le aparece en su domicilio con un arma en la mano: “Esta es para vos, te voy a matar, puta de mierda”. 

Si bien cuenta con un botón antipánico y una restricción perimetral que le impide a Rivero acercársele, Verónica no está tranquila. No sólo teme por su vida, sino por la de sus hijos de 16, 7 y 4 años, y de su nieta de apenas un mes, con quienes vive en el barrio Belgrano. Su temor se debe a que su expareja ya dio numerosas muestras de que es capaz de hacer cualquier cosa para perjudicarla. Como la vez que le incendió la casa, hace tres años atrás.  

“Está obsesionado conmigo y no quiere que yo rehaga mi vida, por eso hace todo esto; ni siquiera le importan sus propios hijos”, lamentó este lunes la mujer que pasó toda la tarde del domingo en la comisaría undécima, pidiendo ayuda para que Rivero deje de hostigarla. Es que desde el mediodía, el sujeto fue varias veces hasta la casa de Verónica y su familia para amenazarla, enojado porque ella había dado a conocer la historia de violencia en la que se encontraba inmersa. Los familiares del hombre también le enviaron mensajes por ese motivo. “Cerca de la una de la tarde pasó en moto por la puerta de casa, me mostró un arma y me dijo que era para mi, que me iba matar”, contó. A raíz de ese episodio, Guardia radicó una denuncia en la comisaría undécima -la tercera en tres días- y volvió a su casa. Ese trayecto fue el primero de varios que iba a realizar durante las siguientes horas. 

“Estuve yendo y viniendo toda la tarde a la comisaría para avisar que me había vuelto a amenazar. Incluso, me llamó y me agredió por teléfono. Lo escucharon todos los policías que estaban ahí. Hasta que en un momento me llamó mi hija mayor para decirme que el padre había logrado entrar a casa después de romper una puerta y un vidrio. Entró para buscarme y como no me encontró porque yo estaba en la comisaría, rompió todo, con mis hijos y mi nieta adentro”, describió Verónica. A partir del aviso de la joven, personal policial se dirigió de inmediato al lugar y, luego de una breve persecución, Rivero fue detenido y trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán.

Para Verónica Guardia, ahora “todo depende de lo que decidan los fiscales (Pablo) Lódola y (Eduardo) Amavet”, quienes quedaron a cargo de las causas que se iniciaron a partir de sus últimas denuncias por violencia de género. “Ahora está preso pero va a salir y me va a venir a buscar. No quiero salir en el noticiero porque mi expareja me asesinó”, pidió, desesperada.  Y apuntó contra la justicia: “Sepan que si me pasa algo a mi o a mis hijos, ellos van a ser responsables”.

Compartir
Compartí esta nota