Entrevista

6 de Marzo de 2021 11:10

Sebastián Sosa: "Quiero desafiar a la gente para que cumplan sus sueños"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
"Hay mucha gente que hoy está emprendiendo por necesidad", asegura el empresario cordobés.

El presidente de RE/MAX en Argentina y Uruguay habló mano a mano con 0223 en el marco de su paso por Mar del Plata, mientras recorre distintas localidades del país para contagiar el espíritu del emprendedurismo. "La receta del éxito pasa por trabajar", garantiza.

"La receta para el éxito pasa por trabajar; ése es el ingrediente que no puede faltar", dice Sebastián Sosa, una palabra más que autorizada para tratar de llevar alguna guía de claridad a la incertidumbre que muchas veces envuelve a los emprendedores al dar sus primeros pasos en la gestación de un proyecto.

Sosa es el presidente de RE/MAX en Argentina y Uruguay pero su labor no solo se limita a las amplias fronteras de la reconocida empresa inmobiliaria sino que también se propone ser una ayuda para todos aquellos que quieren cumplir sus sueños a través de un emprendimiento personal.

Con la intención de generar un impacto en la vida de los emprendedores, el destacado empresario cordobés inició un "tour" para poder intercambiar experiencias cara a cara con personas de la Provincia de Buenos Aires y distintos puntos de Argentina. Y dentro de ese itinerario, Mar del Plata no podía faltar en una de sus tantas recorridas.

En el marco de su paso por la ciudad, Sosa concedió un mano a mano con 0223 en el que analizó la realidad y los desafíos que marcan al emprendurismo a partir del escenario inédito que impone la pandemia del coronavirus tanto en términos sanitarios como económicos. "Hay mucha gente que hoy está emprendiendo por necesidad. Han nacido muchos proyectos en los últimos meses", asegura.

En la reciente visita, el empresario dice que, entre otras cosas, tuvo la oportunidad de conocer las historias de cuatro emprendedores locales. Y explica que muchos de esos contactos pudo entablarlos previamente a través de "Emprende con propósito", el espacio al que dio forma en 2018 y que trata de ser una fuente de inspiración para promover el emprendedurismo con valores sustentables, éticos, tanto en Argentina como en América Latina. 

Junto a su esposa Dotti Peñate Sosa, Sosa logró un importante crecimiento de esa plataforma de trabajo a través de las posibilidades que ofrece su sitio web emprendeconproposito.com.ar y la difusión masiva en redes sociales como Instagram, Youtube y Spotify. "Lo que buscamos desde nuestro lugar es intentar animar a la gente a que hagan sus proyectos y cumplan sus sueños porque hay otras personas que ya lo hicieron y que les está yendo muy bien", resalta.

-¿De dónde nace este necesidad de viajar y conocer emprendedores por todo el país?

-La iniciativa surge de salir a visitar a las oficinas adheridas a RE/MAX y a partir de ahí decidimos recorrer el país y la Provincia de Buenos Aires tratando de buscar, conocer y promocionar las historias de otras personas que están encarando sus proyectos y sueños en distintas áreas. Hace tiempo empezamos “Emprende con Propósito” y ahí buscamos, de alguna manera, animar, incentivar, desafiar a la gente a ir por sus sueños. Yo vengo de una familia de clase media, normal, no me considero alguien súper inteligente sino que soy simplemente un trabajador y no veo por qué otras personas no pueden hacer lo mismo y alcanzar sus sueños.

 

-¿Y han llegado a reunirse con emprendedores acá en Mar del Plata? ¿Qué es lo que han visto?

-Sí, estamos en contacto y hemos estado conversando con cuatro emprendedores. Estamos en Spotify, en Youtube y en Instagram y ahí nos pueden contactar las personas que quieran compartir su historia. Acá en Mar del Plata la verdad que hay muchos casos lindos de emprendedores y de marcas que han atravesado las fronteras para ser una realidad en toda la Argentina.

-Pero entonces siguen con sus vías de comunicación abiertas a escuchar cualquier historia de emprendurismo…

-Por supuesto. Es que nuestra idea es recorrer gran parte del país. Vamos a estar también por Rosario, Córdoba, Cuyo, la Patagonia, el Norte, y si la gente conoce de alguien que esté ahí con su emprendimiento que nos avise porque, en la medida que podamos, vamos a hacernos el tiempo para ir a escuchar. También nos escribe gente que nos muestra su proyecto y nosotros no es que tenemos una consultora pero le damos una mirada desde nuestro lugar y experiencia.

-¿Y este viaje se postergó por la pandemia o, por el contrario, la necesidad de hacerlo se potenció a partir de la irrupción del coronavirus?

-Hace un tiempo que ya venía viajando a visitar a nuestra gente; una vez al año intentaba hacerlo por lo menos. Y cuando ocurrió de la pandemia, me empezó a pasar que emprendedores por fuera de nuestra empresa me escribían y entonces empezó esta idea de salir y conocer gente así que podría decir que todo nace pos-pandemia. Porque también en ese momento decidimos salir un poco más de Buenos Aires y extender las recorridas por diferentes partes del país.

Mi sensación hoy es que la pandemia nos deja muchas cosas pero principalmente que el contacto humano, el salir, conversar y escuchar, nos viene muy bien. Así que somos cuatro personas en un auto tratando de hacer eso: recorrer el país hermoso que tenemos mientras compartimos anécdotas e historias de proyectos y emprendedurismo.

-¿Y con qué tipo de historias se encuentran en esta recorrida que se da en un contexto tan particular?

-Lo que rescato de las conversaciones que tengo a lo largo de estos viajes y a través de las redes es que hay mucha gente que está emprendiendo por necesidad. Han nacido muchos proyectos en los últimos meses. La gente quiere hacerlo pero por supuesto que tiene temor. Entonces se pregunta cómo lo pueden hacer o cómo es que lo pueden hacer pero sin dejar de lado su sueldo que es el ingreso que tienen asegurado y que les da estabilidad. Y también veo dos caras; la gente está bastante golpeada. Porque para mí hay dos pandemias, la del coronavirus pero también la psicológica y emocional. Y es importante tener en cuenta que si uno no se empieza a alimentar de otras cosas, pronto deja de soñar. 

A pesar de todo eso, me estoy encontrando con historias realmente muy lindas y con gente que pudo explotar su negocio en el medio de la pandemia. Por eso, lo que buscamos desde nuestro lugar es intentar animar a la gente a que hagan sus proyectos porque hay otras personas que ya lo hicieron y que les está yendo muy bien. Con esto no estoy diciendo que no sea una realidad que hay más pobres y que el desempleo creció pero para esa difusión están los medios de comunicación. Nosotros queremos contar la otra cara de lo que está ocurriendo en el país.

-Esa idea de que “cada crisis es una oportunidad” suele estar muy instalada en dichos populares, ¿crees que muchas personas también leyeron la realidad de esa manera frente a la adversidad que generó el Covid-19?

-No se puede negar lo que pasó porque de hecho hay mucha gente que en estos momentos la sigue pasando mal pero también hay mucha gente que encontró oportunidades en el medio de esta situación a través del e-commerce o del desarrollo de algún producto. Y lo bueno de Argentina, más allá de que tiene sus altas y bajas y que es fácil pegarse un golpe, es que con muy poco se puede hacer una gran diferencia. Si uno identifica una necesidad, le pone cariño y amor a lo que quiere hacer y realmente trabaja y trabaja… Para mí, la receta para el éxito pasa por trabajar. Ése es el ingrediente que no puede faltar. La dedicación, la pasión y la entrega es fundamental.

Yo esta mañana venía cansado porque me acosté tarde pero me levanté antes de que suene el despertador porque tenía un día interesante por delante. Cuando uno disfruta lo que hace, se viven las cosas desde otro lugar. Sé que el tema de la plata tampoco es fácil. Con mi mujer, participamos en cinco empresas distintas. Y con RE/MAX, que fue nuestro proyecto madre, estuvimos 8 años invirtiendo dinero hasta que no tuvimos que poner más. Hay gente que piensa que esto se hace del día a la noche pero eso es un error. Todo se construye con tiempo.

-¿Es muy heterogénea la franja etaria del emprendedurismo hoy en día?

-Veo que hay un mix de edades pero me atrevería a decir que entre un 50 y un 70 por ciento es gente que tiende a ser un poco más joven, que probablemente está en un momento de su vida donde siente que no tiene nada que perder y que sabe que puede volver a levantarse si le llega a ir mal. Pero también veo gente que se golpeó muchas veces y que creyó que su vida había acabado y de repente se encuentra con otra persona que le dice de hacer un proyecto y ahí encuentran un nuevo impulso.