Aseguran que la crisis por la pandemia dejó a más del 50% de los trabajadores gastronómicos debajo de la línea de la pobreza

La Agrupación Hotelera y Gastronómica “25 de Mayo” advirtió que los indicadores de desempleo y pobreza generan “alarma y vergüenza” en el sector. El dirigente Pablo Santín propuso renovar la conducción del gremio para “devolverle la dignidad al laburante todos los días”.

1 de Mayo de 2021 09:22

Por Redacción 0223

PARA 0223

Al conmemorarse este sábado el Día del Trabajador, los referentes de la Agrupación Hotelera y Gastronómica “25 de Mayo” expusieron su preocupación por la realidad salarial, las condiciones laborales y los indicadores de desempleo y pobreza que atraviesa el sector, uno de los más castigados por la crisis del Covid-19. En ese marco, Pablo Santín, trabajador hotelero y referente del espacio, ratificó su convicción de “honrar al trabajador todo el año” y apuntó contra la actual dirigencia de Uthgra, al considerar que “los indicadores de la realidad que nos atraviesa no dan lugar a esa dignidad que todo trabajador merece”.

En esa línea, propuso renovar este año la conducción del gremio para "devolverle dignidad al laburante todos los días”. “La pandemia dejó mucho en evidencia. Puso sobre la mesa la realidad del sistema de salud, el impacto de la virtualidad y el amplio alcance de la ciencia, pero también sacó a la luz la mediocridad y la inoperancia de algunos sectores y la necesidad de escuchar solidariamente, atender y contener la situación del otro, pero por sobre todo expuso la inobjetable función vital del trabajo digno, en su sentido más literal”, evaluó Santín.

En base datos revelados en un informe sociolaboral realizado por la agrupación junto a la Universidad Nacional de Mar del Plata, Santín dijo “está claro que el último año terminó de quitarle la dignidad a muchos de nuestros compañeros al depredar sus salarios y al cerrarse puertas que brindan empleo, hechos que condujeron a llevar a más de un 30% la desocupación en nuestra actividad y a elevar la pobreza, que afecta a más del 50% de nuestros trabajadores”.

A su vez, hizo hincapié en que hoy una familia necesita como mínimo $60.800 para no ser pobre y $25.000 para no estar por debajo de la indigencia. “Solamente con esas estadísticas y nuestras escalas salariales sobran motivos para alarmarse, pero los indicadores son fríos, detrás de cada número hay miles de gastronómicos y hoteleros que la pasan verdaderamente mal”, enfatizó. “Devolverle de a poco la dignidad a cada hotelero y a cada gastronómico no es imposible. Es alcanzable si trabajamos juntos, si escuchamos, si nos sensibilizamos ante el problema de cada laburante, si dejamos atrás viejas prácticas gremiales obsoletas y emprendemos esa renovación en la dirigencia que en cada hotel, cada café y restaurante que visitamos nos reclaman. Es posible. Y lo podemos lograr este mismo año juntos, estando unidos para devolverle la dignidad al laburante todos los días”, agregó.

Por último, el referente de la organización invitó a los trabajadores del rubro a sumarse el espacio para "enfrentar juntos la salida de esta crisis". "Mucho de lo que la provoca nos excede, pero nada puede más que la unión, la fuerza, la escucha sensible, el compromiso y el hombro siempre puesto de trabajador a trabajador. Los invito a soñar, a transitar un nuevo camino juntos. A cambiar la historia y reconquistar nuestra dignidad desde este mismo 1º de Mayo”, definió.

 

Comentarios de usuarios de Facebook