Liga argentina

11 de Mayo de 2021 19:40

A Quilmes le vino bien el descanso

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Tirrel Brown fue la principal vía de gol de Quilmes y se puso el equipo al hombro. (Foto archivo)

Después del lunes libre, el equipo de Manuel Gelpi se recuperó, los pibes cumplieron en la rotación y se quedó con el primer triunfo en la ventana de Concordia ante Rocamora por 82 a 75. El miércoles se despide ante Estudiante de Olavarría.

El arranque de la ventana de Concordia, Quilmes lo padeció más de lo que disfrutó, con muchas ausencias, un plantel muy corto, sin la preparación necesaria por el brote de Covid que sufrió. Sin embargo, el parate del lunes le vino bien, Manuel Gelpi encontró soluciones en los juveniles para darle descanso a sus titulares y el "tricolor" consiguió el primer triunfo de la burbuja al derrotar a Tomás de Rocamora por 82 a 75. Antes del regreso, se medirá frente a Estudiantes de Olavarría el miércoles a las 11.

Con mucha concentración, manejando el ritmo y cerrando con autoridad, el "cervecero" logró una victoria muy importante para frenar la mala racha y  ganar en confianza. Ajustó la defensa, no dejó espacios y le dejó el tiro externo a Rocamora que no estuvo fino. En ataque, cuando se dieron cuenta que la via era Brown, todo se empezó a solucionar, el norteamericano se encargó de lastimar desde todos los ángulos y colaboró para irse 19 a 14 al descanso. En el segundo segmento, los ingresos desde el banco, lejos de quitarle claridad, se la sumaron, mantuvieron la intensidad en defensa y se animaron cuando pudieron adelante. El resto, era de Brown que era una pesadilla para los entrerrianos que se encontraron 17 abajo camino al vestuario: 29-46.

Con la desventaja, Rocamora tuvo otra predisposición en el complemento. Lo peleó más, intentó hacerle un juego más físico a ver si Quilmes lo sufría con el correr de los minutos y, encima, mejoró la puntería desde lejos. Pero con apariciones esporádicas de Ortiz y Gago, los marplatenses lo mantuvieron a raya y se metieron al último cuarto 64 a 51. Un parcial de arranque favorable a los entrerrianos llevó zozobra, los internos estaban cargados de falta y eso era una preocupación. Pero el "cervecero" se tranquilizó, defendió bien y lo cerró con personalidad por 82 a 75, para sumar el primer triunfo en la ventana y llegar con mejor ánimo al choque del miércoles a las 11 frente a Estudiantes de Olavarría.

Síntesis 

Tomás de Rocamora (75): Cognini 15, Bello 14, Catalín 2, Verbauwede 0 y Bernasconi 17 (FI); Romero 7, Impini 18, Pascal 2, Gerhardt 0 y Rigada 0. DT: Juan Manuel Varas.

Quilmes (82): Gago 11, Pelorosso 10, Marquardt 2, Ortiz 13 y Brown 33 (FI); Skidelski 3, García Serventich 7 y Ecker 3. DT: Manuel Gelpi.
 
Parciales: 14-19, 29-46 y 51-64.
Estadio: “El Gigante Verde” de Concordia.
Árbitros: Alberto Ponzo, Danilo Molina y Lucas Moreno.
 

Compartir
Compartí esta nota