Concejo

3 de Mayo de 2021 19:00

Crece la tensión en el interbloque oficialista: "Carrancio tiene que pagar el costo político"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Alejandro Carrancio votó en contra del proyecto que impulsó el Ejecutivo. Foto: 0223.

Lo apuntó la radical Vlima Baragiola, quien pidió su renuncia a la presidencia del interbloque. "Las explicaciones las tendrá que dar él", señaló el secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti.

El voto en contra del concejal Alejandro Carrancio al proyecto que impulsó el oficialismo para licitar el transporte público de pasajeros despertó todo tipo de tensiones en el interbloque de Vamos Juntos.

"Si yo fuera oposición, estaría haciendo una fiesta con lo que hizo Carrancio", resumió la edil radical Vlima Baragiola, quien pidió por su renuncia a la presidencia del bloque Vamos Juntos. "En política, el que toma decisiones sabe que tiene costos políticos. El concejal Carrancio tendrá que pagar el costo político", aseveró.

Más allá de la opinión de Baragiola, la decisión le corresponde al bloque de Vamos Juntos, pese a que conforma el interbloque oficialista junto a la UCR. Trascendió que hubo reuniones dentro del bloque que componen Carrancio, Nicolás Lauría, Agustín Neme y Guillermo Volponi por la presidencia de la bancada, pero oficialmente ninguno de los ediles de la bancada hizo pública la situación.

Terminada la comisión de Legislación, la dirigente de origen radical agradeció el trabajo hecho por los concejales Nicolás Lauría, Angélica González y Cristina Coria en el tratamiento del proyecto "sabiendo que uno tiene los votos y que un miembro del interbloque vota en contra y te tira por tierra un trabajo que venimos realizando desde diciembre".

Baragiola lamentó el rechazo de Carrancio al proyecto que buscaba licitar el transporte público de pasajeros, ante el inminente vencimiento de su actual concesión el próximo 30 de junio. "El pliego de transporte generaba para el vecino un cambio de un sistema que necesita modificaciones. Él tendría que haber valorado el trabajo de una gestión de Gobierno", apuntó.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, le bajó el tono a las acusaciones y señaló: "Las explicaciones las tendrá que dar él. Es una lástima que después de tantos meses de trabajo tome una decisión como esta. Cada uno es responsable de lo que decide. Tendrá sus razones".

"No me enoja la actitud, pero siento que no podemos perder más tiempo para transformar el transporte de General Pueyrredon. Comenzamos con este debate en julio de 2020. Se hicieron múltiples reuniones, planteos, presentaciones y devoluciones. El proyecto se conocía en detalle", reparó sobre la falta de consenso con el edil oficialista.

Después de varios ajustes en la comisión de Movilidad Urbana, el pliego de transporte que impulsó el intendente Guillermo Montenegro avanzó en la comisión de Legislación, en la que la negativa de Carrancio permitió definir la votación 5 a 4.

El jefe de la bancada Vamos Juntos había anticipado su rechazo a la propuesta tal como había llegado a la comisión de Legislación y había solicitado una serie de modificaciones que no fueron tenidas en cuenta por parte del oficialismo. Este lunes, antes de votar el edil señaló que no fue escuchado y por eso no podía acompañar el proyecto del oficialismo.

Desde el Frente de Todos, el Frente Renovador y Acción Marplatense renovaron sus críticas por el plazo de la concesión (20 años con opción a 5 más) y aseguraron que los cambios impulsados no redundaban en la mejora del servicio.