Medio ambiente

13 de Junio de 2021 19:08

Basural clandestino en Chapadmalal: "Están arrojando y quemando residuos una vez por mes"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Vecinos ampliaron a 0223 Radio detalles de la denuncia por la zanja de grandes dimensiones ubicada a metros de los hoteles de la colonia turística, de donde además se extrae tosca y tierra negra. 

Un grupo de vecinos de la zona sur del Partido de General Pueyrredon denunciaron días atrás ante la justicia federal que las autoridades de la unidad turística de Chapadmalal arrojan los residuos en torno a una cava ilegal ubicada a escasos metros de los hoteles 8 y 9, de donde además, el municipio extrae tosca y tierra negra.

Según expusieron los residentes de la zona en la denuncia penal que ahora investiga la Fiscalía Federal 1 de Mar del Plata, la irregularidad tiene lugar en cercanías del mar y de las viviendas del barrio San Eduardo de Chapadmalal, en donde se encuentra una cava de aproximadamente cinco metros de profundidad debido a que de allí se extrae tierra negra y tosca. 

Los denunciantes estimaron que la zanja tiene una extensión de 25 metros y señalaron que es de fácil identificación utilizando Google Earth, desde donde incluso se visualizan los residuos desperdigados por el terreno. Hasta allí -de acuerdo a los testimonios aportados a la justicia-, camiones pertenecientes a la administración general del complejo trasladan los desechos que se generan en los hoteles, la sala de salud y otras dependencias que funcionan en el lugar. Entre los residuos desechados es posible encontrar pañales usados, cajas de medicamentos, residuos tecnológicos, aerosoles, tarros de pintura, pilas, aceite y materiales de taller mecánico y hasta animales muertos.

Kanki Alonso, integrante de la asamblea de vecinos de Chapadmalal, recordó que la cava se formó en el año ‘95, cuando se hicieron distintas obras porque Mar del Plata iba a ser sede de los Juegos Panamericanos. Sin embargo, remarcó que recién desde el 2016 comenzó a ser destino de la basura generada en la zona, fecha que coincide con el cambio de autoridades en la dirección de la Unidad Turística de Chapadmalal, dependiente de la Nación.

“Toda la basura que se produce es llevada por un camión de mantenimiento hasta el lugar. Cuando empezó a colapsar, comenzaron a hacer cúmulos de residuos para incinerarlos. Esto ocurre una vez por mes, pese a que la incineración de plásticos está prohibida por ley en Argentina, en sintonía con el convenio de Estocolmo porque es una fuente de liberación de sustancias tóxicas causales de cáncer y otras afecciones pulmonares”, precisó Alonso en declaraciones a 0223 Radio.

Al mismo tiempo, hizo hincapié en que el hecho de que la cava siga funcionando como tosquera implica que se seguirá profundizando y los lixiviados -líquidos provenientes de los desechos en descomposición- podrían contaminar las napas de las que se sirven los vecinos de la zona que no tienen acceso al agua corriente.

Por ese motivo, explicó Alonso, radicaron una denuncia penal en la justicia federal en el marco de la ley de residuos peligrosos, lo que motivó a que el juez Santiago Inchausti, entre el 17 y 19 de mayo pasados, enviara oficios a distintos organismos del Estado (municipales y nacionales) para pedirles explicaciones sobre el basural. 

A su vez, la asamblea vecinal informó de la situación a la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, ya que el complejo turístico es considerado monumento histórico nacional. “¿A quién denunciás cuando la persona que tiene que recibir la denuncia es la autora del delito? Lamentablemente ante eso nos encontramos los ciudadanos; es bizarro”, lamentó Alonso.

Compartir
Compartí esta nota