0223.com.ar
Productores frutihortícolas: “En 40 años nunca hemos visto tanto daño”

Productores frutihortícolas: “En 40 años nunca hemos visto tanto daño”

Leandro Rosso

Ricardo Velimirovich, presidente de la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines de General Pueyrredón, dialogó con 0223 sobre el impacto del ciclón en las zonas rurales del distrito, aseguró que al menos 400 agricultores sufrieron graves perjuicios y detalló que muchos invernáculos son imposibles de reconstruir: “La situación económica es gravísima”.

Mucho se supo de los desastres que generó el temporal de viento en la ciudad de Mar del Plata esta semana. Sin embargo, lo que se observó, leyó o escuchó, tuvo prácticamente relación total con el acontecer urbano. Sobre las zonas rurales, pocos han prestado atención y los efectos del fenómeno meteorológico han sido aún más devastadores.

Así lo afirmó en diálogo con 0223 Ricardo Velimirovich, presidente de la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines de General Pueyrredón, que contó en detalle lo que viven por estos días centenares de agricultores de las zonas de El Boquerón, San Francisco, Laguna de los Padres, Sierra de los Padres, Colonia Barragán y el Coyunco. “La situación en el campo es realmente muy complicada. Hay mucha gente sin luz y eso los deja sin comunicación ni agua” graficó de movida el dirigente rural.

Desde que conocemos esta zona, ya van cuarenta años, nunca hemos visto tanto daño como este. Más allá de que hubo vientos que llegaron a una velocidad de 100 kilómetros por hora, el hecho de que durante más de 24 horas hubieran ráfagas continuas superiores a los 80 kilómetros por hora, ha generado destrucciones imposibles de reconstruir. Fue tan violento, que el temporal ha roto todo lo que encontró en el camino”, afirmó Velimirovich.

En tal sentido, el vocero de los productores frutihortícolas precisó: “Lo irrecuperable son los destrozos que sufrió la gente, sobre todo en sus invernáculos, muy caros de armar, donde están las cosechas. Muchos ya estaban preparándose para la temporada, para empezar la producción en el verano. El viento los ha levantado del suelo unos 30 centímetros y hay que tener en cuenta que son estructuras muy grandes, muy difíciles de mover. Ha sido impresionante”, describió.

“Incontables cantidades de tomates, plantas de lechuga, apio y otras producciones han quedado totalmente rotas. Ahora estamos rogando que no caigan heladas ni vengan lluvias abundantes, tratando de conseguir insumos para ayudar a recuperarse a los que están menos dañados, para que al menos esos agricultores puedan retomar parcialmente la actividad”, detalló Velimirovich.

Según describió el directivo, “los productores que han sufrido los peores deterioros son más o menos 400. Hemos estado recorriendo los barrios y las zonas de cultivo, realizando un primer relevamiento y el volumen económico del desastre es gravísimo”, insistió. 

Consultado por las pérdidas y el dinero invertido por muchos de los empresarios rurales, Velimirovich sostuvo: “El problema es doble. Algunos han sacado un crédito para poder pagar el trabajo que se les viene en la temporada, del que ahora no tendrán ganancia. Entonces a esa situación de invertir y no ganar hay que sumarle la necesidad que tendrán muchos de re-invertir de nuevo. Es decir, hay productores que todavía no pagaron lo que sacaron y ya no lo tienen”, explicó.

Esperanzado en recibir ayuda del gobierno provincial, “al que ya le hemos notificado de todo este problema, igual que al municipio”, según aclaró el propio Velimirovich, el titular de la Asociación Frutihortícola avisó: “Necesitamos una declaración de emergencia. Esto es un hecho fácil de constatar, creo que vamos por un buen camino para recibir asistencia. Nunca la ayuda soluciona todos los problemas, pero los productores siempre se agachan y retornan al ruedo. Esta vez volverán a hacerlo”, concluyó.

Comentarios

Productores frutihortícolas: “En 40 años nunca hemos visto tanto daño”

Ricardo Velimirovich, presidente de la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines de General Pueyrredón, dialogó con 0223 sobre el impacto del ciclón en las zonas rurales del distrito, aseguró que al menos 400 agricultores sufrieron graves perjuicios y detalló que muchos invernáculos son imposibles de reconstruir: “La situación económica es gravísima”.

Una de las zonas afectadas por el ciclón, que destruyó cientos de invernáculos.

Mucho se supo de los desastres que generó el temporal de viento en la ciudad de Mar del Plata esta semana. Sin embargo, lo que se observó, leyó o escuchó, tuvo prácticamente relación total con el acontecer urbano. Sobre las zonas rurales, pocos han prestado atención y los efectos del fenómeno meteorológico han sido aún más devastadores.

Así lo afirmó en diálogo con 0223 Ricardo Velimirovich, presidente de la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines de General Pueyrredón, que contó en detalle lo que viven por estos días centenares de agricultores de las zonas de El Boquerón, San Francisco, Laguna de los Padres, Sierra de los Padres, Colonia Barragán y el Coyunco. “La situación en el campo es realmente muy complicada. Hay mucha gente sin luz y eso los deja sin comunicación ni agua” graficó de movida el dirigente rural.

Desde que conocemos esta zona, ya van cuarenta años, nunca hemos visto tanto daño como este. Más allá de que hubo vientos que llegaron a una velocidad de 100 kilómetros por hora, el hecho de que durante más de 24 horas hubieran ráfagas continuas superiores a los 80 kilómetros por hora, ha generado destrucciones imposibles de reconstruir. Fue tan violento, que el temporal ha roto todo lo que encontró en el camino”, afirmó Velimirovich.

En tal sentido, el vocero de los productores frutihortícolas precisó: “Lo irrecuperable son los destrozos que sufrió la gente, sobre todo en sus invernáculos, muy caros de armar, donde están las cosechas. Muchos ya estaban preparándose para la temporada, para empezar la producción en el verano. El viento los ha levantado del suelo unos 30 centímetros y hay que tener en cuenta que son estructuras muy grandes, muy difíciles de mover. Ha sido impresionante”, describió.

“Incontables cantidades de tomates, plantas de lechuga, apio y otras producciones han quedado totalmente rotas. Ahora estamos rogando que no caigan heladas ni vengan lluvias abundantes, tratando de conseguir insumos para ayudar a recuperarse a los que están menos dañados, para que al menos esos agricultores puedan retomar parcialmente la actividad”, detalló Velimirovich.

Según describió el directivo, “los productores que han sufrido los peores deterioros son más o menos 400. Hemos estado recorriendo los barrios y las zonas de cultivo, realizando un primer relevamiento y el volumen económico del desastre es gravísimo”, insistió. 

Consultado por las pérdidas y el dinero invertido por muchos de los empresarios rurales, Velimirovich sostuvo: “El problema es doble. Algunos han sacado un crédito para poder pagar el trabajo que se les viene en la temporada, del que ahora no tendrán ganancia. Entonces a esa situación de invertir y no ganar hay que sumarle la necesidad que tendrán muchos de re-invertir de nuevo. Es decir, hay productores que todavía no pagaron lo que sacaron y ya no lo tienen”, explicó.

Esperanzado en recibir ayuda del gobierno provincial, “al que ya le hemos notificado de todo este problema, igual que al municipio”, según aclaró el propio Velimirovich, el titular de la Asociación Frutihortícola avisó: “Necesitamos una declaración de emergencia. Esto es un hecho fácil de constatar, creo que vamos por un buen camino para recibir asistencia. Nunca la ayuda soluciona todos los problemas, pero los productores siempre se agachan y retornan al ruedo. Esta vez volverán a hacerlo”, concluyó.

Conectar
Crear cuenta