Mar del plata

20 de Noviembre de 2014 08:36

Conflicto en Playa Chica entre el concesionario y el Emtur

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El empresario denuncia “una actitud de hostigamiento y persecución” del ente. Las autoridades afirman que incumplió el contrato y anticiparon que podrían quitarle la concesión.

El balneario Playa Chica es foco de una disputa entre el actual concesionario y el Ente Municipal de Turismo. El empresario denunció una “actitud de hostigamiento” por parte del ente que conduce Pablo Fernández, mientras que la titular de Recursos Turísticos del municipio, Mónica Rábano, explicó que el concesionario incumplió lo establecido en el pliego de bases y condiciones y anticipó que ya le aplicaron dos multas y, en caso de corresponderle una más, sería “la caducidad” .

Gerardo Fernández, concesionario del lugar, presentó una nota al Concejo Deliberante, a la cual 0223 tuvo acceso. Allí, el empresario explicó que el 6 de agosto último fue “rápido objeto de dos actas de infracción contractual sucesivas”. Ambas, por los mismos hechos: “Serían los de endilgarme genéricamente no haber dado cumplimiento a los plazos de obra comprometidos conforme al pliego de bases y condiciones”. 

En ese contexto, indicó que las instalaciones fueron clausuradas por el municipio en dos oportunidades, el 20 y 25 de octubre de este año, debido a que presuntamente “no se exhibía el certificación de habilitación” del balneario. En ese contexto, Fernández señaló que “dicho certificado fue solicitado por escrito en reiteradas oportunidades y nunca fue extendido, no obstante haber recibido informes favorables de todas  las áreas de Inspección General”.

A su vez, en la nota añadió que la jueza de Faltas, Carmen Maffioni, dispuso el levantamiento de la clausura y la fijación de una audiencia para fines de diciembre en la causa respectiva. A pesar de esta decisión, la Dirección de Recursos Turísticos del Emtur intimó al concesionario a “abstenerse de efectuar actividades comerciales por constatarse que la unidad no contaba con la habilitación municipal al efecto, bajo apercibimiento de sanciones”.

Fernández consideró que la actitud del Ejecutivo local se trata de una “clara actividad de acorralamiento y persecución”. “En poco más de tres meses se ha colocado a la concesión de esta Unidad Turística, mediante la febril actividad del acoso y persecución desplegada, al borde del cese total de actividades”, afirmó en la documentación presentada en el HCD.

En declaraciones a 0223, el concesionario alertó que “están en riesgo cerca de 20 fuentes laborales” en este balneario. “Estamos en una situación difícil, estamos al límite. Si el municipio aplica una tercera sanción, estamos al borde de la caducidad de la concesión. Administrativamente, la situación está cerca de colapsar”, destacó.

Por otra parte, el empresario sostuvo que le “resulta muy rápido y veloz” el procedimiento de estas sanciones. “Conozco otros casos de unidades turísticas fiscales donde hay un manejo de tiempos más accesibles y razonables”, remarcó.

“Hace 22 años que estoy a cargo de esta concesión y me quedan otros 18 años para seguir explotando este balneario. Este fue el primer negocio que abrió durante todo el año en la costa. Antes este sitio era una barranca abandonada. Hace tiempo que venimos llevando adelante la ‘Mar del Plata 12 meses’ que ha promovido el intendente Gustavo Pulti”, finalizó.

 

“No tiene buen futuro”

La directora de Recursos Turísticos del Emtur, Mónica Rábano, señaló a 0223 que el pliego de bases y condiciones establecía que en los primeros seis años de concesión el empresario debía cumplir  con una obra civil en el edificio de Playa Chica y con un espigón en el mar. La concesión se adjudicó en 2007 y el plazo venció en 2013. Y, según explicó la funcionaria, Fernández no hizo ninguna de las dos.

“Hicimos el seguimiento en este período e instamos a que se cumplan las obras. Este año se le avisó que tenía que terminar las obras y como no se hicieron se le aplicaron las multas”, detalló. Además, Rábano indicó que durante estos seis años Fernández “no pagó cánon al Municipio” porque se decidió privilegiar que hiciera las obras.

En cuanto al reclamo por la habilitación del empresario, Rábano dijo que el Enosur realizó una recorrida por el edificio y dio un “informe lapidario” sobre el estado del lugar. “Con ese informe, no se le puede otorgar la habilitación. Por seguridad pública el lugar no puede abrir”, dijo Rábano.

Consultada acerca de lo que pasará con Playa Chica cuando faltan pocas semanas para que Mar del Plata comience a recibir un buen número de turistas, Rábano explicó que “no tiene un buen futuro” y aclaró que tras las dos multas que recibió la próxima sanción que le cabría es “la caducidad de la concesión”.

“Sabemos que ya se viene el verano, pero también tenemos que cuidar a la gente. No lo perseguimos, cumplimos con la ley”, concluyó.

Compartir
Compartí esta nota