Julio Aro: "Ser candidato a un premio Nobel de la Paz me estremece" | 0223

Julio Aro: "Ser candidato a un premio Nobel de la Paz me estremece"

El excombatiente de Malvinas dialogó con 0223 a la espera de conocer al ganador del galardón y aclaró: "Si tenemos la suerte de ganarlo, esperamos que sirva para seguir aportando a la causa".

10 de Octubre de 2019 20:15

Por Redacción 0223

PARA 0223

La activista ambiental Greta Thunberg, el líder indígena brasileño Raoni Metuktire, el primer ministro etíope Abiy Ahmed y hasta el Papa Francisco, acaso, son los principales candidatos a ganar el premio Nobel de la Paz. Lejos de obnubilarse por semejante distinción, el marplatense Julio Aro también figura en la lista de candidatos. En la previa de la entrega que tendrá lugar este viernes, el ex combatiente de Malvinas dialogó con 0223 y dejó en claro sus intenciones.

"La verdad me enteré ayer por dos amigos que me llamaron para felicitarme. No tenía idea de qué me estaban hablando. No sabía que mañana se entrega el premio", se sinceró Aro, nominado al galardón junto con el inglés Geoffrey Cardoso por la labor que iniciaron ambos en 2008 en torno al reconocimiento de los soldados caídos en el conflicto bélico que descansaban en el suelo del archipiélago bajo la leyenda Soldado argentino solo conocido por Dios”.

La distinción con el reconocido premio sería para Aro casi una utopía. Sin embargo, el marplatense no se desvela: "Nosotros tenemos el Premio Noble de la Paz, que es el abrazo y la caricia de cada madre. Si tenemos la suerte de ganarlo, esperamos que sirva para visibilizar la causa, para seguir aportando a todo esto y seguir malvinizando", manifestó. Aunque de todas formas, reconoció. "Me está agarrando un cosquilleo, nunca buscamos esto. Ser candidato a un premio Nobel me estremece, me parece demasiado para lo que queremos hacer. No estoy preparado para recibir este premio".

Sin haber cruzado palabra alguna con su amigo Cardoso, Aro, quien preside la Fundación No Me Olvides, recordó el inicio de esta nominación. "El 2 de abril de 2008 viajé a las Islas, solo, a buscar al Julio que había dejado en el ‘82. Fui a ver a mis compañeros al lugar donde los había enterrado y no los encontré, me volví loco, porque faltaban un montón, no entendía nada, y me partió la cabeza la placa que decía “Soldado solo conocido por Dios”. Tiempo después conoció a Cardoso, quien le cedió los documentos que indicaban el paradero de los soldados argentinos enterrados en el Cementerio de Darwin.

"Nunca pensé en recibir ni el gracias de los papás, ningún reconocimiento. El Nobel de la Paz es importante igual que el resto de los premios por la causa en sí, porque prevalece la condición humana", afirmó Aro, quien de todas formas, no se desenfoca de su objetivo y ya trabaja para tratar de identificar al resto de sus compañeros. "Hay un par de exhumaciones de cuerpos de padres que ya fallecieron coordinadas para recavar información. Todavía restan 8 soldados más por identificar", concluyó el marplatense.

En el cierre de la entrega de los premios Nobel, el ganador del galardón de la Paz se conocerá este viernes 11 de octubre a partir de las 6 de la mañana, hora argentina. Aro buscará emular a Carlos Saavedra Lamas y Adolfo Pérez Esquivel, quienes lo ganaron en 1936 y 1980, respectivamente.

Temas