RADIO
EN VIVO
imagen

Seguridad

8 de Noviembre de 2019 11:29

"No me dio para lastimarlo con un cuchillo y decidí prender fuego el lugar"

Massán estuvo asesorado por la Defensa Oficial. (Foto: 0223).

Lo dijo el hombre que mató al sereno del camping evangelista. Dijo que se llevó la moto para irse cuando escuchó los gritos de la víctima.

El hombre que en marzo del año pasado ató y prendió fuego al encargado de un camping evangelista en Estación Chapadmalal declaró en el cierre del debate en el Tribunal Oral en lo Criminal 1 y respondió apenas un par de preguntas antes del comienzo de los alegatos finales.

Aunque aclaró que no recordaba mucho de lo sucedido, Federico Gastón Massán relató que llegó al camping que cuidaba Luis Quentas en Estación Chapadmalal el domingo a la noche porque no estaba en condiciones de regresar a su casa en Necochea. Reconoció que había consumido droga y que al verlo en ese estado el sereno le impidió el paso, pero luego lo dejó entrar.

Massán sostuvo que siguió drogándose en una pieza mientras la víctima dormía en otra. "Cuando se levantó y me vio en el estado que estaba, me dijo que me iba a ir al infierno y yo reaccioné mal", contó.

"Lo até y me quede ahí, con malos pensamientos en mi cabeza porque solo pensaba en matarlo. Entré en pánico porque lo conocía y el me pedía que no lo hiciera, pero como no me dio para lastimarlo con un cuchillo, prendí fuego el lugar", relató.

El imputado dijo que empezó a escuchar los gritos de la víctima y se dio cuenta de lo que había hecho, por lo que se asustó, agarró la moto de la víctima y huyó. Tras deambular por la ruta, volvió a la casa de su novia en Necochea y siguió consumiendo drogas hasta que lo detuvo personal de la DDI.

La defensora oficial Gabriela Peña solamente le preguntó por su historia de adicción a las drogas, mientras que el fiscal Leandro Arévalo indagó acerca de cuestiones relacionadas con la calificación que se planteó en la investigación. Massán dijo que si hubiera querido robar había muchas cosas en el lugar y que no hubiera hecho “semejante cosa” por algo tan insignificante.

Los jueces Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Jorge Luis Rodríguez pasaron a un cuarto intermedio hasta que las partes hagan sus alegatos.