RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

20 de Mayo de 2019 13:32

Arroyo admitió que las tasas “son caras”, pero dijo que la gente paga porque ve obras

El jefe comunal dijo que busca acuerdos para mejorar la recaudación en beneficio de los marplatenses. “En un futuro con un Concejo que me sirva mejor voy a poder cobrar tasas no tan caras”, señaló.

El intendente Carlos Arroyo inició esta semana con una recorrida por las obras que lleva adelante el Emvial en la avenida Constitución, donde admitió que las tasas en Mar del Plata son caras, pero remarcó que los vecinos las pagan porque ven obras.

“La gente es mucho más inteligente que los políticos. Yo en algún momento pequé, tenía miedo, pero la gente cumple porque ve las obras”, insistió el jefe comunal.

El disparador de esas declaraciones fue una consulta de 0223 acerca del acta transaccional que firmó el intendente con la empresa Playa Azul SA que permite avanzar con la apertura de un boliche en Playa Grande en una Unidad Turística Fiscal que en principio estaba planificada como un estacionamiento para el complejo.

Podría haber dictado la caducidad o no. Si declaraba la caducidad, que algunos elementos tenía, terminaba con cuatro o cinco años de juicio y en ese tiempo la cochera cerrada, llenándose de arañas y ratas”, dijo el jefe comunal como justificativo a su decisión.

Y amplió que la otra posibilidad era “tratar de llegar a un arreglo” que le permitiera al municipio salvar la inversión que ya se había hecho en el lugar, sin que eso implique disminuir la superficie que se destinará al objeto principal de la licitación que es el estacionamiento de vehículos.

“Y además por no caducar, cobrarle un interés para el Estado. El interés llega a una suma importantísima que me va a ayudar construir los refugios para perros, demoler toda la ruina en Playa 5 de la Perla y armar el edificio de la calle 11 de Septiembre”, detalló el intendente.

Con ese marco, el intendente planteó que busca que los vecinos de Mar del Plata, “con el menor gasto posible”, tengan “el mayor beneficio”. “Eso, traducido en un futuro con un Concejo que me sirva mejor, me permitirá no cobrar tasas tan caras”, prometió, en una frase en la que ratifica implícitamente que irá en busca de un nuevo mandato.

“Creo que las tasas son caras, que hay que bajar el precio de los impuestos, pero tengo que tener una buen a recaudación para que cada peso que se recauda vaya a donde tiene que ir. Si la plata se empieza a destinar a cualquier lado no se puede”, detalló.

Consultado por 0223 si había caído la cobrabilidad de las tasas en la ciudad, Arroyo dijo que no porque “la gente está viendo las obras”.

“La gente es mucho más inteligente que los políticos. Yo pequé, tenía miedo, pero la gente cumple porque ve las obras. Si usted sabe que el sacrificio de no salir con su señora a comer, poder cambiar el auto, le permite agarrar una calle como ésta, ver que hay policía en las calles, que están iluminadas, que arreglamos las escuelas, la plata que pusimos está y entonces vale la pena pagar”, concluyó.