RADIO
EN VIVO
imagen

Tarifazo de gas

22 de Agosto de 2019 12:10

Exigen que las pymes vuelvan a tener descuentos del 50% en la boleta de gas

Lo solicitaron centrales obreras, Defensoría del Pueblo y la Ucip. Preocupa el posible cierre del lavadero que tiene facturas de $88 mil por mes. La resolución del gobierno que beneficiaba con descuentos a las pymes duró sólo 6 meses.

Teniendo como triste precedente el caso del lavadero marplatense, que peligra su continuidad por varias boletas de gas de $88 mil, desde la CGT, la CTA de los Trabajadores, CTA Autónoma, Defensoría del Pueblo y la Ucip, exigieron al gobierno nacional que vuelva a implementar descuentos de hasta el 50% en el consumo de gas a las pymes, resolución que se extendió de octubre del 2018 a marzo de este año.

Por tal motivo, este jueves a la mañana se reunieron en la sede del local de 9 de julio al 5600, para expresar su apoyo a la comerciante y al resto de las pymes, que deben afrontar este incierto panorama recesivo con boletas de servicios “impagables”.

“La única solución es volver a la resolución que tenía importantes descuentos en el gas a las pymes. Ya enviamos varias notas al Ministerio de Energía que conduce Gustavo Lopetegui pero no tenemos respuestas”, cuestionó, en diálogo con 0223, Miguel Guglielmotti, secretario general de la CGT Mar del Plata.

Más allá de que en una futura reunión con representantes de Camuzzi Gas Pampeana se pueda resolver un plan de pagos, los dirigentes gremiales y del sector comercial solicitan una solución de fondo porque al inminente cierre de las pymes también quedan trabajadores en la calle.

Fabiana Rípodas, propietaria del lavadero, recordó a este medio las reuniones que tuvo con el Ministro de Producción bonaerense Javier TizadoNicolás Zabala, subsecretario de PyMes provincial, donde más allá del gesto de apoyo, “no hubo ninguna solución”.

En ese punto, la mujer indicó que ya pagó dos facturas por un valor total cercano a los $176 mil, pero tienen otras dos similares “que no sabemos cómo las vamos a pagar”, en un contexto poste devaluación donde el local dedicada al lavado de telas, jeans y tejidos, “está parado desde hace dos semanas”.

“En Camuzzi nos sugerían la manera de buscarle la vuelta con consumir menor pero en un negocio no hay forma: no es como una casa donde uno se puede abrigar para gastar menos. Acá si no prendemos la caldera, no trabajamos”.