RADIO
EN VIVO
imagen

Más allá de la ciudad

13 de Septiembre de 2019 19:13

Escalofriante hecho en Lomas de Zamora

Un hombre, junto a su ex novia, habría ordenado el secuestro y la tortura de su pareja, embarazada de 6 meses. El confuso episodio ocurrido el 6 de este mes provocó la pérdida del embarazo.

Rodrigo García y Verónica Oliva están acusados de haber sido los autores intelectuales del ataque a Hellen Huerta, novia del hombre. Habrían sido los culpables del robo y secuestro que produjo que la mujer perdiera un embarazo de 6 meses y la dejara al borde de la muerte.

El domingo por la noche fue la última vez en la que se vio a Verónica Oliva cuando volvía a su hogar desde su trabajo de enfermera en la Clínica Saint Michelle, localizada en Remedios de Escalada. Tras la denuncia de sus familiares al inicio Oliva estaba siendo buscada por la policía de la localidad bonaerense en carácter de desaparecida. Incluso la incertidumbre generó que la Secretaría de Seguridad de Lanús solicitara colaboración con datos sobre su paradero.

Sin embargo, durante las últimas horas la causa tuvo un giro inesperado. Lo que parecía ser una simple denuncia por la desaparición de una persona terminó siendo un escalofriante acontecimiento.

Hellen Huerta, embarazada de 6 meses, fue asaltada, secuestrada y torturada con una picana en un ataque que le produjo la pérdida del bebé en gestación. Pero lo más impactante de esto es que habrían sido la pareja de la mujer, Rodrigo García, y su presunta amante y denunciada como desaparecida hasta entonces, Verónica Oliva, quienes estarían detrás de lo sucedido.

El hecho, denunciado el 8 de septiembre por García tras ser presionado por su cuñado, se produjo el viernes 6 de septiembre cuando dos sujetos irrumpieron en la casa de Huerta y, en un supuesto robo, la secuestraron, golpearon y picanearon en la panza.

La mujer, aún recuperándose de sus heridas en el hospital, grabó en un video su testimonio sobre el ataque. “Aparecieron dos tipos con picanas. Me electrocutaron la pierna y les supliqué que estaba embarazada y me electrocutaron más la panza. Dejaron la picana durante todo el tiempo que me empezaron a atar y mi cuerpo se aflojó, me amordazaron y me maniataron. Yo pensaba que mi pareja estaba en el baño, por eso no se había enterado de nada”, relató la mujer. En un momento, su pareja salió del baño, por lo que escuchó que él simulaba decirle a los delincuentes que les daría la plata y discutir con ellos.

Más tarde, explicó Hellen, comenzaron a golpearla en la panza y la violencia continuó incrementándose con el pasar del tiempo. “En un momento me quisieron levantar de la cama y me hice la muerta. Como pesaba me dejaron tirada en el piso”, expresó. Siguieron golpeándola hasta que perdió el conocimiento y, cuando despertó, se encontró con el padre de su hija preguntándole si estaba bien y llamaron a la policía para pedir una ambulancia que, según la joven, “tardó media hora” y la llevaron al hospital. Horas luego de ser ingresada al hospital, la mujer fue inducida a una cesárea de emergencia en la que el bebé perdió la vida.

En el video, en una cama de hospital Huerta pide justicia diciendo “Mataron a mi hija para irse los dos”.

Al día siguiente García le dijo a la víctima que tenía que trabajar, trabajó todo el fin de semana y desapareció. Hellen manifestó que el domingo su pareja no le devolvía los mensajes y, un día más tarde, apareció el teléfono de su pareja en la basura. El miércoles siguiente se enteró que su ex, Oliva, también estaba desaparecida y que había dejado una carta despidiéndose de sus familiares, en la que ambos reconocieron “hicimos cosas muy malas no lo van a entender porque es por amor”.

Desde el miércoles García y Oliva se encontraban prófugos. Sin embargo, el medio ANDigital informó que fueron capturados durante las últimas horas.