RADIO
EN VIVO
imagen

Virales

24 de Septiembre de 2019 13:09

Una propuesta con ritmo: le pidió casamiento a su novia en una clase de bachata

FOTO
VIDEO

Federico le pidió matrimonio a su novia y decidió hacerlo de la manera más original, pidiéndole su mano de la misma manera en que se habían conocido. Sus compañeros grabaron el video, que se hizo viral en la ciudad.

Federico Flores revolucionó las redes sociales con su propuesta de casamiento, casi salida de una película. El video con la propuesta se viralizó en las últimas horas y muestra el momento en el que sorprende a su novia arrodillándose ante ella con el anillo mientras realizaban una clase de bachata.

Ocurrió el domingo a las 19 en Baila Mar del Plata, el estudio de baile localizado en Independencia y Falucho, lugar donde comenzó a gestarse esta particular historia de amor. Como todos los fines de semana, Federico y Sabrina asistieron a otra clase de bachata, actividad que suelen practicar frecuentemente y gracias a la cual se encontraron. Aunque lo que Sabrina no sabía era que se trataba de una ocasión que marcaría sus vidas…

Sus compañeros de baile, y amigos de la pareja, habían ayudado a Federico durante toda la semana a planear y concretar el momento para pedirle su mano, capturando en un video la original propuesta. Más tarde compartieron el video en redes sociales, donde la publicación ya pasó las dos mil reproducciones, ganándose la simpatía y ternura de cientos de marplatenses.

Por ello, 0223 dialogó con los protagonistas de la grabación para conocer más de su romántica historia y cómo vivieron el momento tan esperado.

Federico y Sabrina son pareja hace 3 años. Se conocieron en el estudio de baile en el que ahora decidieron dar el primer paso para formalizar su amor, casi como si estuvieran destinados el uno con el otro. Hoy conforman una familia ensamblada de seis integrantes, entre ellos, una hija en común de un año y medio.

“Ahora estoy más relajado, después de una semana entera de nervios”, cuenta en una charla con 0223, a días de haber superado el momento que estuvo planeando tanto tiempo con expectativa y dedicación. Por supuesto, se lo nota  aliviado tras haber escuchado el “sí” de Sabrina; afirma que nunca pensó en el no, sino que “el tema era no hacer nada mal en el momento”.

Federico afirma que siempre pensó “que el casamiento era un papel", pero "es una forma de confirmar que la persona va a estar en los peores momentos, respondiendo como en los mejores momentos. Es darle tu vida en las manos al otro”.

Estuve muy complicado de salud hace un año y medio, y ella me demostró que era la persona que me iba a acompañar ante cualquier situación, estuvo siempre ahí al lado mío cuando estuve enfermo. Entonces, no me cabió duda de que era ella… la persona con la que quería estar toda la vida”, explica.

Federico relata que, si bien la pareja había mencionado el matrimonio como una aspiración a futuro, tras haber transitado sus peores momentos con Sabrina a su lado se dio cuenta de que era el momento para sorprenderla, pero no sabía cómo: “Como ella trabaja en la Clínica Colón, pensé ir haciendo como si hubiera tenido un accidente y ahí pedírselo o un montón de cosas así, pero ninguna forma me convencía. Ella se merecía algo más, quería hacer algo especial”.

Fue entonces que pensó que el lugar para pedirle matrimonio no podía ser otro que el mismo lugar donde se habían conocido, durante una presentación de sus profesores de bachata: la pista de Baila Mar del Plata. “Nuestra primer cita fue ahí y donde nos besamos por primera vez”, recuerda Federico.

Sin embargo, la organización de la propuesta no fue fácil. Una vez que supo cómo quería hacerlo, Federico menciona que comenzó con los preparativos bastante tiempo antes, primero pidiéndole a su suegro ayuda para conseguir el anillo y luego a su instructora Alicia y sus compañeros de bachata que contribuyeran con el momento de la propuesta: “Hablé con Ali para que me hiciera la coreografía y armamos con el grupo de amigos hacer como una clase común, para poder pedírselo a Sabrina al final. Yo me hice rogar un poco y después hice como que iba a ir, para que ella no sospechara”.

Sabrina explicó que el domingo fueron a dar una vuelta, aprovechando el fin de semana en el que estaban solos, y luego se dirigieron a la clase de bachata. A pesar de notar a Federico inquieto durante el día, Sabrina nunca se esperó lo que iría a vivir momentos más tarde.

“Fue una locura. Hoy a cada lugar que entraba veía que mis compañeros lo estaban mirando y encima me enteré que lo habían publicado porque empezaron a llamar de todos lados para felicitarme. El video ya tiene más de 2.500 reproducciones y un montón de chicas me llamaron hasta para preguntarme dónde estaba el estudio para empezar a ir a bailar”, contó asombrada Sabrina por la repercusión que tuvo el video en las últimas horas.

Al preguntarle sobre su relación, Sabrina recuerda entre risas: “La verdad que cuando lo conocí no me cayó muy bien. Yo bailo desde muy chica y estaba acostumbrada a bailar sola. Empecé a ir a las clases en pareja para complementarme, acostumbrarme a cómo es que el otro te lleve. Y en las primeras clases que fui, me tocó bailar con él. En un momento, yo estaba mirando a otro lado, y él me mira y me dice ‘yo te manejo, no los mires a ellos’. No me cayó nada bien. Hasta tenemos videos bailando en los que ni nos miramos”.  

Sin embargo, todo cambió cuando lo vio en su rol de padre y se volvieron inseparables: “Fui un día a una clase con mi hija y él se la ganó, entonces lo empecé a mirar con otros ojos”. “Yo era mamá soltera con mi hija de 11 años, y pasamos de ser 2 a ser 6 en la familia. Pero desde que nos conocimos nunca nos separamos y no discutimos”, explica.

Por ello, a pesar de empezar con el pie izquierdo, contó que el estudio como locación elegida fue para ella una grata sorpresa, por todos los momentos vividos: “Es  como nuestra casa. Voy ahí desde que empezó y están todos nuestros amigos ahí”.