Apertura de sesiones

2 de Marzo de 2020 18:34

Una demora inesperada, guiños a su adversaria y un discurso de 30 minutos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Ante un recinto colmado y con una elevada temperatura, el intendente Montenegro dio inicio al período de sesiones ordinarias 2020. El retraso, los invitados y el discurso inaugural del intendente. 

El intendente Guillermo Montenegro dio inicio este lunes al período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, y en ese contexto brindó el habitual discurso en donde trazó los principales ejes de trabajo para los próximos 4 años de gestión. Fue una ceremonia protocolar convencional, sin grandes presencias entre los invitados y con algún retraso en el inicio debido a un ruidoso reclamo de guardavidas en el Palacio Municipal.

La manifestación de los rescatistas nucleados en la Mutual de Guardavidas, que de manera muy estridente mantuvo cortada la esquina de Luro e Yrigoyen, generó que se inicien gestiones para levantar la medida y que no se opaque el acto oficial en que el intendente daría su discurso ante el Concejo y, sobre todo, para que durante la disertación del jefe comunal no se escuchen de fondo los bombos y tradicionales silbatos. El calor de la jornada no permitía cerrar los ventanales del recinto.

Lo concreto es que el inicio de la Sesión Pública Preparatoria estaba previsto para las 12.15, pero para ese momento sólo había 3 o 4 funcionarios y ningún edil. Recién para las 12.35 arribaron los primeros 3 concejales del bloque oficialista, y ocuparon sus bancas en un recinto casi vacío. En esta oportunidad se dieron algunas ausencias llamativas entre los invitados especiales a este tipo de ceremonia: no hubo representantes del Ejército, la Fuerza Aérea y la Prefectura Naval, como tampoco de Policía y Bomberos. Se destacó la presencia del comodoro de marina Gabriel Attis, jefe de la Base Naval Mar del Plata, en representación de la Armada.

El intendente Montenegro sonriente en el recinto del HCD. 

Quienes no pudieron asistir por distintos motivos pero enviaron una nota de aviso fueron el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, la ministra de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia de Buenos Aires, Fernanda Raverta, quien está en la capital provincial para el acto en que el Gobernador Axel Kiciloff dará inicio de las sesiones ordinarias de la Legislatura Bonaerense, y el jefe del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados de la Provincia, Maximiliano Abad, quien está abocado a la misma actividad que Raverta.

Ocuparon los lugares para los invitados, en el centro del recinto, todos los secretarios y presidentes de los entes, como también algunos funcionarios de segundas líneas. En la barra y los distintos lugares disponibles se acomodaron los asesores de los funcionarios y de los ediles que cerca de las 13 comenzaron a ocupar sus bancas.

Pero la sesión no comenzaba y el calor asfixiante en la sala, hacía que la espera se tornara algo tensa. El retraso se debió a gestiones de última hora para levantar el reclamo de los guardavidas que se concentraron en la puerta del Palacio. Incluso circularon versiones de que se les iba a permitir el acceso al recinto a los manifestantes, algo que generó malestar en algunos asesores ya que entendían que significaba "no cuidar al intendente". Finalmente los guardavidas se retiraron.

Durante el discurso, el intendente ocupó el lugar de Martínez Bordaisco en el estrado.

A las 12:59, casi 45 minutos después de lo previsto, hizo su ingreso en el recinto, ante el medido aplauso de los presentes, el intendente Guillermo Montenegro, quien se sentó en la primera fila, junto a sus principales funcionarios: el secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti; la secretaria de Salud, Viviana Barnabei; el secretario de Seguridad y hombre cercano al intendente, Darío Oroquieta; y el coordinador de Gabinete del Ejecutivo y mano derecha de Montenegro, Alejandro Rabinovich, quien se destacó por usar camisa, rompiendo su habitual look informal.

Dentro de los bloques de concejales se dieron dos ausencias y sus correspondientes reemplazos: María José Sánchez y Florencia Ranellucci reemplazaron a los ausentes con aviso Roberto "Tata" Gandolfi y Guillermo Volponi, respectivamente. En el inicio de la sesión se dio una innovación que a partir de ahora será habitual: el izado de pabellón nacional en un antiguo mastil, restaurado por la encargada de conservación del patrimonio escultórico de la ciudad, Costanza Addiechi, y fueron las ediles Sol De la Torre del Frente de Todos y Liliana Gonzalorena del oficialismo las elegidas para tal fin, por ser la más joven y la de mayor edad, respectivamente.

Gonzalorena y De la Torre izaron el pabellón nacional.

En el inicio de la sesión, el presidente del cuerpo, Martínez Bordaisco agradeció a sus pares la confirmación de su continuidad y de la mesa directiva al frente del Departamento Legislativo y confirmó que por acuerdo de los bloques políticos, la conformación de las comisiones internas continuaba sin modificaciones según lo dispuesto. En tanto se ratificó que las sesiones del cuerpo serán los segundos y cuartos jueves de cada mes, con horario estipulado de inicia a las 12.

El discurso del intendente Montenegro, quien ocupó el lugar del presidente del Concejo en el estrado, comenzó a las 13.16 y generó el primer tímido aplauso cuando entre las primeras medidas de gobierno establecidas, mencionó la reducción de salarios, tanto del intendente como de los principales funcionarios del Ejecutivo. En el prólogo, el jefe comunal destacó las actuaciones y coordinación de áreas en el trágico incendio de Torres y Liva, el cual se produjo el primer domingo luego de asumidas las nuevas autoridades. Resaltó también el "éxito del Operativo de Verano". 

"No me va a temblar el pulso para seguir defendiendo a los marplatenses", sostuvo Montenegro al abordar el tema de la seguridad, uno de los ejes de la campaña que lo llevó a ganar las elecciones. En es aspecto mencionó el reciente anuncio de la conformación del Cuerpo de Patrulla Comunitaria, la lucha contra la violencia de género, anunció la puesta en marcha de un "anillo digital" en ingresos e egresos de la ciudad, y la intención regular la actividad de los cuida coches.

Montenegro flanqueado por Bonifatti y Rabinovich.

Por momentos con algunas trabas en la lectura, Montenegro analizó lo hecho hasta el momento y trazó los ejes de trabajo para las áreas de Salud; Educación, donde destacó la devolución a docentes municipales de la bonificación del código 59 y la creación de la Unidad Ejecutora que trabaja para el mantenimiento de la infraestructura de los establecimientos educativos municipales. Al hablar del trabajo de la cartera de Desarrollo Social, el intendente mencionó a quien fuera su contrincante electoral, hoy ministra de Desarrollo de la Comunidad: "Fernanda y yo sabemos muy bien lo que hace falta", sostuvo. 

Guillermo Montenegro señaló líneas de trabajo en infraestructura, bacheo, renovación de espacios públicos, obras, y hasta la relocalización de asentamientos en distintos puntos de la ciudad. También llamó a "discutir el transporte público en los próximos años", impulsar el recientemente lanzado plan "Mar del Plata + Verde", recuperar la Pileta Cubierta del paseo Las Toscas y finalizar los polideportivos inconclusos de Camet y Centenario. 

En cuanto a la generacíon de nuevos puesto de trabajo, el jefe comunal instó a generar el "desarrollo productivo más importante de la historia" de la ciudad, que según sus propias palabras "es uno de los principales desafíos" de la administración. Otro de los objetivos es la reformulación de la Tasa de Servicios Urbanos (TSU), ponerse al frente de la cuestión de la pesca y la defensa del Puerto de Mar del Plata y "que no sea excusa" la jurisdicción de la Provincia y la Nación en estos temas.

El intendente en pleno discurso.

Montenegro hizo mención de la cooperativa de trabajo el Nuevo Amanecer y aseguró que es "un ejemplo" para los marplatenses, al tiempo que solicitó al gobierno provincial la colaboración en la definición por la expropiación definitiva. En este sentido, el intendente remarcó la importancia de la potenciación del Parque Industrial General Savio de Batán.

En materia de Turismo, Montenegro sostuvo que no tiene que ser "un hecho aislado de cada verano", señaló que "tuvimos un mes de febrero récord, con índices que no se daban desde 1992", año en que el Ente Municipal de Turismo (Emtur) comenzó a acopiar estadísticas confiables, y adjudicó la "buena temporada" al "trabajo contra reloj que se hizo desde que asumimos", como también a las acciones llevadas adelante por Nación y Provincia.

Media hora exacta duró el discurso del intendente, quien dio por iniciadas las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante a las 13.46, ante el aplauso de los concejales, funcionarios del gabinete, invitados especiales y una importante cobertura de los medios de comunicación locales. Los principales ejes y líneas de trabajo están trazadas, el presupuesto y la suba de tasas están aprobados. Ahora hay que poner el municipio a trabajar y el tiempo dirá cuánto de lo anunciado se transforma en una realidad efectiva para los marplatenses. 

Compartir
Compartí esta nota