Villa gesell

17 de Abril de 2020 17:42

Preocupación en Villa Gesell: “El turismo será lo último en reactivarse”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Villa Gesell, uno de los municipios afectados por el aislamiento.

Desde la Unión de Comercio y la Industria de ese distrito avizoran un complejo panorama para el sector, como mínimo, durante toda la temporada baja, incluidas las vacaciones de invierno.

Los destinos turísticos por excelencia, como el partido de Villa Gesell, ya sufren con mayor intensidad la situación que desató la pandemia del nuevo coronavirus y las consecuentes medidas de aislamiento implementadas para detener su avance.

En diálogo con el sitio Telégrafo, el titular de la Unión de Comercio y la Industria geselina, Víctor Borgia, reflejó la situación de incertidumbre que se estima en la región -como mínimo- para los meses de mayo, junio, julio y agosto.

“No impacta de la misma manera este aislamiento en un distrito del conurbano, como por ejemplo Morón, o en destinos como Mar del Plata o Tandil, que lo sucede en lugares como Villa Gesell” analizó en primera instancia el empresario geselino.

Según detalló Borgia, “todas las empresas y rubros que tienen que ver con el turismo están muy complicadas. Líneas áreas y de transporte de pasajeros, hoteles y otros alojamientos, empresas de alquiler de autos. El horizonte es negro. En algún momento, más temprano que tarde, en Villa Gesel, que vive 100% del turismo, avizoramos una situación muy crítica” anticipó.

Consultado por las vacaciones de invierno, como próximo suceso del calendario que podría dotar de actividad al sector, desde la UCI mostraron fuertes reparos: “Proyectamos que no podremos trabajar, no solo por lo económico, ya que la gente vendrá de meses de escaso ingreso, también por un tema de salud. Si la escolaridad vuelve en agosto, pocos se animarán a realizar un viaje turístico previamente después de tantos meses de cuidarse. Y no hay que pensar solo en los que tienen un vehículo para movilizarse: están aquellos que deberían tomarse un micro, cuestión que probablemente pocos concretarán”, ejemplificó Borgia al respecto.