Argentina

7 de Abril de 2020 17:20

Arroyo pidió la renuncia del funcionario que autorizó las compras a precios cuestionados

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Es el secretario de Articulación de Políticas Sociales, Gonzalo Calvo, quien autorizó la compra de azúcar y aceite a valores por encima de los "precios testigo" fijados por el propio Gobierno.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, pidió este martes por la tarde la renuncia al secretario de Articulación de Políticas Sociales, Gonzalo Calvo, quien autorizó la compra de azúcar y aceite a valores por encima de los "precios testigo" fijados por la Sigen, según se informó oficialmente.

La decisión surge como "primer resultado de la investigación que se inició ayer" sobre el proceso de compra de partidas de aceite y azúcar que serán repartidas entre comedores y merenderos de las zonas más vulnerables del país, detallaron voceros del Ministerio de Desarrollo Social.

"También se va a revisar el circuito administrativo para las compras" realizadas por la cartera, donde "no se descartan más cambios", apuntaron los informantes, según consignó Télam.

La polémica surgió en las últimas horas después de que el ministerio admitiera que hizo una compra de productos que figuraban con precios por encima de los "máximos" que había puesto de referencia el propio Gobierno para los comercios.

En un informe elaborado por la cartera se explicó que "en ningún rubro se compró a una sola empresa" porque se realizó una licitación para satisfacer la mayor demanda en los comedores, donde aumentó de 8 a 11 millones la cantidad de personas que necesitan asistencia alimentaria en las últimas semanas, en el marco del aislamiento obligatorio decretado por la pandemia de coronavirus.

El presidente Alberto Fernández había defendido al ministro, después de que se lo involucrara en estas maniobras: "Creo en la honestidad de Daniel Arroyo, que me dijo que va a abrir una investigación para ver qué es lo que pasó. Me planteó que las empresas se plantaron y no quisieron bajar los precios. Esto habla de la cartelización de algunos sectores que no son capaces de flexibilizar sus posiciones".

En este sentido, el mandatario despegó totalmente a Arroyo de las acusaciones y disparó: "El primero que va a perseguir a un corrupto es el Presidente", indicó.

Y adelantó que se publicará un decreto para evitar que vuelva a ocurrir una situación similar en futuras compras oficiales. "La compra de alimentos que se ha hecho no se pagó todavía. Di la orden a Jefatura de Gabinete, que tiene autoridad en este tema, que ninguna compra se pueda hacer sin respetar los precios máximos que el Estado nacional fija", anticipó.

"Los procesos deberán ser revisados y se aplicarán los precios máximos. No puede ser que se le planten al Estado y le digan 'no te vendo'. ¿Con qué autoridad moral si no voy a ir a decirle a los comerciantes que respeten los precios máximos?", se preguntó.

 

 

NOTICIA EN DESARROLLO.-

Compartir
Compartí esta nota