Coronavirus

19 de Mayo de 2020 11:19

Por qué se recuperaron tan rápido los últimos casos de coronavirus en Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El Sars-Cov-2 es un virus ARN que se reproduce de manera imperfecta, lo que da lugar a algunas modificaciones de manifestación clínica y la capacidad de permanecer asintomático. Foto: 0223.

El infectólogo Emiliano Mariscal explicó que el virus puede negativizarse a la semana y advirtió que puede encontrar mejores maneras de reproducirse y ser más letal.

En un abrir y cerrar de ojos, Mar del Plata registró once casos de coronavirus. Casi todos, circunscriptos a trabajadores de la salud, en apenas ocho días. Sin embargo, cuatro de las personas infectadas que prácticamente no tuvieron síntomas recibieron el alta laboratorial en menos de una semana. ¿A qué se debe?

El primer caso que irrumpió en escena fue el de Evangelina, la mucama de la Clínica del Niño y la Madre que el viernes 8 de mayo encabezó la seguidilla de diagnósticos positivos. Al día siguiente, en un segundo test, arrojó un segundo resultado negativo en el análisis de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR). La siguieron otras dos mucamas, una instrumentadora y una cirujana de la misma clínica, de las cuales tres también lograron recuperarse a los seis días.

Emiliano Mariscal, titular de la cátedra de Epidemiología de la Escuela Superior de Medicina e integran del Comité Interdisciplinario de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp) explicó que el virus Sars-Cov-2 "puede negativizarse pasada la primera semana". "Hasta ahora, no ha habido muchos reportes de negativización tán rápida en el tiempo", sostuvo.

El especialista local subrayó en declaraciones a 0223 Radio que hay que "estudiar bien" las modificaciones que va sufriendo. "En una buena interpretación de toda la información relacionada a esta aparición de casos con cambios repentinos en sus diagnósticos vamos a poder encontrar más precisiones y comprender la situación", consideró.

Mariscal precisó que el coronavirus es un virus que tiene ácido ribonucleico (ARN), es decir, "que utiliza la maquinaria de las células del cuerpo para reproducirse y esa reproducción se hace de manera imperfecta, lo que le da una posibilidad de ir teniendo estas modificaciones que son importantes de conocer a la hora de pensar una vacuna". "Las formas de organización de la producción, la comercialización, la distribución del consumo son factores que propician que estos virus puedan encontrar estas mutaciones", señaló.

El infectólogo reparó en que cuando el virus "va apareciendo en distintos lugares es cuando van apareciendo distintas características con pequeños cambios que pueden llegar a dar a alguna modificación en términos de manifestación clínica y la capacidad de permanecer asintomático". "Esto puede ir ocurriendo, es un ciclo largo en el tiempo. Este virus o algún otro puede generar estos mecanismos de modificación para encontrar mejores maneras de reproducirse y ser más letal. Si no tomamos este tiempo para modificar muchos elementos que hacen a nuestra forma de vida, tenemos la posibilidad de sufrir una pandemia más grave", agregó.

De cara a la fase invernal, Mariscal enfatizó que la temporada de invierno "es el momento en el que predominan los virus respiratorios y todo hace pensar que ese va a ser el caso de este virus, que va a encontrar ese beneficio de poder propagarse de mejor manera". "La situación nos debe llevar a pensar cuáles son los causantes y qué ocasiona que los virus puedan encontrar estas mutaciones", concluyó.

Tu navegador no soporta los elementos de audio.
Compartir
Compartí esta nota