Video: así sería la vuelta a los entrenamientos en Mar del Plata

Los dueños de los gimnasios de la ciudad mostraron este miércoles el protocolo de trabajo que armaron para reanudar la actividad.

20 de Mayo de 2020 19:56

Por Redacción 0223

PARA 0223

Ya no se trata solo de mancuernas, máquinas, barras y pesas. Los barbijos, el alcohol en gel y las máscaras aparecen en el nuevo ecosistema de los gimnasios como medidas de prevención para garantizar una vuelta al trabajo inmediata y con seguridad sanitaria en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Tal como lo anticipó 0223, distintos dueños de locales del sector en Mar del Plata se reunieron este miércoles con el Secretario de Desarrollo Productivo, Fernando Muro, y el titular del Ente Municipal de Deportes y Recreación (Emder), Andrés Macció, para presentar el nuevo protocolo de trabajo que se diagramó para reanudar la actividad y permitir el retorno de los entrenamientos.

En el cónclave, si bien no se brindaron precisiones sobre los plazos de elevación y aprobación del expediente, desde el Municipio destacaron la "responsabilidad y el compromiso" de los titulares de los gimnasios para planificar el reinicio de la actividad física de manera segura, en base a las limitaciones que impone la pandemia del coronavirus.

Mauro Perrota, uno de los integrantes de la Cámara de Gimnasios de Mar del Plata, destacó la posibilidad del encuentro con los funcionarios y reconoció que representa una "contención" frente a la difícil situación económica que se atraviesa.

"Nosotros presentamos un protocolo exponiendo la necesidad de trabajar y mostrando un poco lo que sentimos. Pero también demostramos que se puede volver trabajar en forma segura. Podemos ser un lugar seguro", remarcó el dueño de RedLine ante la consulta que le hizo este medio.

El referente de la actividad reconoció que el Municipio no tiene la palabra final a la hora de decidir la vuelta o no de algún rubro durante la cuarentena pero insistió que la satisfacción en el sector recién llegará "cuando todo esto paso y se pueda recordar como una mala pesadilla". "Es positivo que nos escuchen pero no nos alcanza", sostuvo.

"Si tuviéramos que resumir las sensaciones que tenemos, es la de desamparo. Uno está medio solo y tiene que afrontar esto como puede. Ellos no nos pueden decir cuándo vamos a abrir, en qué fase real estamos, y entonces nos sentimos que estamos en el medio del mar, solos, y sin saber para dónde vamos", graficó Perrota.

Por su parte, Federico González, de Fit Factory Gym, calificó como "productivo" el encuentro con los representantes del Gobierno de Guillermo Montenegro después de los distintos planteos que se elevaron y se mostró expectante de alguna resolución en el corto plazo.

"Espero que puedan atender las consultas que hicimos y que esto se pueda reactivar cuanto antes porque la necesidad económica que hay es muy grande. Todos los gastos siguen corriendo y no tenemos ningún ingreso para poder afrontarlos", explicó, en diálogo con 0223, otro de los integrantes de la institución.

¿En qué consiste el protocolo? A diferencia de la primera propuesta que se hizo durante el comienzo de la cuarentena, en esta oportunidad desde la cámara se puso el foco en una dinámica de "trabajo individual por estación de trabajo" para evitar cualquier aglomeración de personas dentro de los espacios físicos.

Durante todo el horario de entrenamiento se garantizará el distanciamiento social entre el alumno y el profesor y se imposibilitará el uso de los vestuarios antes y después de la actividad física. "Se van a utilizar elementos independientes, que no se van a reutilizar entre los alumnos", dijo González.

"El alumno ya deberá venir cambiado y con la vestimenta específica para entrenar. Al ingresar, se van a limpiar las manos y el calzado: las manos con alcohol en gel y el calzado con la solución de alcohol de 70/30. Y una vez que finalice el entrenamiento, todos los elementos se van a volver limpiar con la misma solución", precisó.

 

Comentarios de usuarios de Facebook