Coronavirus

22 de Mayo de 2020 10:04

Qué medidas proponen los natatorios para volver a funcionar

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde el sector advirtieron que en las piletas cumplen una función terapéutica más allá de lo recreativo. Presentaron un protocolo que prevé que se le tome la temperatura a los usuarios y no se podrán usar las duchas.

Entre los cientos de espacios que desde hace dos meses están vacíos por la cuarentena figuran los natatorios privados de la ciudad, cuyos representantes presentaron en las últimas horas un protocolo para que se les permita reabrir en tiempos de pandemia. Lo que buscan es volver “cuanto antes”, explicaron y argumentaron que el municipio debería tener en cuenta esos espacios porque no son sólo centros deportivos o de recreación, sino que también cumplen terapéutica. 

En el protocolo que elevaron a consideración de las autoridades incluyeron medidas para garantizar la higienización sistemática de las instalaciones, el distanciamiento social y exigir el cuidado personal de los asistentes. 

Por ejemplo, contemplaron la instalación de una alfombra impregnada en desinfectante en el ingreso a los lugares y la desinfección de manos obligatoria con solución de alcohol al 70% o alcohol en gel. También prevé que se le tome la temperatura al personal y a los usuarios, apenas ingresen al establecimiento. 

Otro de los puntos del protocolo indica que se le permitirá el ingreso sólo a la población que no constituya grupo de riesgo y los mayores de 65 años tampoco serán aceptados. Al entrar, cada persona deberá presentar una declaración jurada en donde dejará constancia de que se encuentra en buen estado y no tuvo vínculo cercano con una persona infectada con Covid-19. 

En cuanto al distanciamiento social, las autoridades de los natatorios explicaron que, en el caso de las clases grupales -como gimnasia acuática y terapéutica- serán dictadas respetando la distancia de 5 metros cuadrados por persona. Mientras que en las clases en las que se utilizan andariveles, se trabajará preservando la distancia social obligatoria.

En los vestuarios, en tanto, se deberá respetar una capacidad máxima de 4 metros cuadrados por persona y se permitirá una estadía máxima de 10 minutos, tiempo suficiente para cambiarse la ropa. No se podrán usar las duchas ni los secadores de pelo.

Por su parte, el staff deberá contará con el equipo básico de protección personal (barbijo, guantes, antiparras o máscaras de protección).

Compartir
Compartí esta nota