Casas modulares, el modelo que se impulsa desde Mar del Plata para afrontar la crisis energética y climática

Desde DG Servicios desarrollaron una serie de viviendas sustentables que garantizan una mayor eficiencia térmica con respecto a las construcciones tradicionales. "Estos materiales no tienen desperdicio y los costos son mucho menores", destacaron, a 0223.  

Un emprendimiento de la ciudad busca imponer una tendencia sustentable en la construcción. Foto: DG Servicios.

27 de Octubre de 2021 18:30

Por Redacción 0223

PARA 0223

Viviendas modulares y sustentables. Ese es el nuevo modelo habitacional que propone una empresa de Mar del Plata para hacer frente a la crisis energética y el cambio climático con amplios beneficios con respecto a las casas de ladrillo tradicionales: tienen más eficiencia térmica, los costos de construcción son menores y los materiales cuentan con mayor durabilidad a futuro.

En DG Servicios, la firma que promueve la iniciativa, afirmaron que la capacidad de aislación térmica de este tipo de propiedades puede ser hasta tres o cuatro veces más que las construcciones habituales por el uso de poliuretano expandido. "Cinco centímetros de poliuretano expandido equivalen térmicamente a un muro metro de ladrillo tradicional. No hay una casa que tenga un metro de ladrillo tradicional", graficó Alejandro De Grandis.

"No es que las casas de antes están mal dimensionadas sino que no están preparadas para lo que ahora hay que enfrentar. Entonces, surge este proyecto de construir de manera eficiente. Intentamos generar una vivienda eficiente térmicamente para que cuando hay que climatizar la vivienda, el impacto sea mucho menor. Entre el 50 y el 60 por ciento de la energía de un hogar, es climatización y calefacción", explicó el hombre de la empresa.

El empresario aseguró que "el costo energético de construcción es mucho menor porque una vivienda tradicional tarda 9 meses o un año en armarse, y en esto se consume energía para un mes" al tratarse de un esquema esencialmente modular. "En un mes, se monta todo. El gasto de agua es mucho menor: acá prácticamente no hay gasto de agua. Esto sería una construcción en seco pero con materiales reutilizables", indicó.

De Grandis, quien también dicta clases en el Centro de Formación Profesional N°5 y que ha dado participación a alumnos en este proyecto, destacó en el mismo sentido que en este nuevo modelo habitacional "no hay desperdicio" ya que "la huella de los materiales modulares es mucho menor porque se puede reutilizar".

"Hay mucha mayor durabilidad. En estas casas se usa chapa zincada, de aluminio y zinc, y eso tiene una vida útil terrible y más para nuestra zona, porque acá en donde pusiste un fierro que no quedó bien pintado y aislado se traduce en un brote de óxido pero con estos materiales no pasa", afirmó el referente de DG Servicios, en declaraciones a 0223.

¿El futuro de la construcción?

Foto 0223: Alejandro De Grandis, empresario emprendedor y profesor de uno de los Centros de Formación Profesional de la comuna.

El emprendedor local reconoció que socialmente cuesta adaptarse "a lo nuevo" pero no puso en duda que el modelo habitacional basado en la construcción modular se impondrá como tendencia a futuro. De hecho, esta lógica ya tuvo un primer auge en tiempos de pandemia a partir de los trabajos que, en tiempo récord, permitieron montar e inaugurar los hospitales modulares para reforzar la atención sanitaria frente al avance del Covid-19.

"Vemos mucho apoyo en la Municipalidad y esperamos que esto también sirva a futuro no solo para viviendas sino para muchas cosas. Los hospitales modulares que se hicieron durante la pandemia, con gente de Buenos Aires, se podrían haber hecho directamente desde Mar del Plata y con mano de obra de la ciudad", afirmó De Grandis, al respecto.

El hombre aseguró que el uso de estas nuevas tecnologías "son ilimitadas" y dijo que cuando crece la difusión también se empiezan a "encontrar usos que inicialmente no estaban en mente porque no se pueden conocer todas las realidades socio culturales que hay". "Esperamos que esto no tenga techo a futuro", confió.

"Es cierto que a la gente le cuesta lo nuevo, que suelen decir 'no, pero no es pared, esto no me va a servir', pero acústicamente estas casas son mucho mejor que una construcción tradicional", insistió, y agregó: "Es un proceso que hay que dejarlo pasar y la gente se acomoda. Creo que todo tiene su tiempo pero sí hay que hacerlo bien para mostrar la diferencia de estas nuevas construcciones".

Comentarios de usuarios de Facebook