Medio ambiente

21 de Febrero de 2021 17:30

Dos niñas marplatenses inventaron un "colillero" y podrían ser premiadas en Inglaterra

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Martina y Catalina crearon un pequeño cesto que se puede anexar a cualquier atado para reducir el impacto sobre el medioambiente. De avanzar, su proyecto sería financiado por una ONG de ese país.

A pesar de que la conciencia ecológica suma adeptos años tras años, muchos fumadores siguen arrojando las colillas de los cigarrillos a la vía pública. En Mar del Plata, estos residuos plásticos invaden todas las playas y por ello dos hermanas marplatenses se las ingeniaron para crear un "colillero" para que las personas que fuman tabaco eviten dañar el medioambiente. Su proyecto podría ser premiado en Inglaterra.

Martina y Catalina tienen 9 y 7 años, respectivamente. Un día recorrían una de las tantas playas que suelen visitar entre el Puerto y Alfar y, al ver la arena plagada de colillas, decidieron hacer algo al respecto. "¿Por qué las tiran si contaminan el planeta? Hay que hacer un invento para que los fumadores puedan juntarlas", le dijo una de ellas a su padre.

"Nosotros somos una familia de surfistas y con mis hijas siempre vamos a las playas y vemos que en varios lugares hay colillas de cigarrillos tiradas", inició su relato Leonardo, el padre de las niñas inventoras. "Hicimos varios dibujos pero habíamos archivado la idea y hace poco decidimos mejorarla", comentó a 0223.

El hombre explicó el invento en cuestión se trata de un pequeño cesto cilíndrico que lleva una tapa a rosca y puede ir anexado a cualquier atado de cigarrillos. "Hicimos una primera muestra muy rudimentaria y se puede incorporar en cualquier paquete. Es ideal para que cada fumador junte sus colillas y después las tire en la basura", confió.

Fue así que entonces, una tarde que navegaba por Internet, Leonardo encontró el sitio web de Little Inventors, una organización no gubernamental (ONG) de Inglaterra que apoya a niños inventores. "Estaba buscando sobre inventores chicos y me apareció esta página. Decidí anotarlas y las aceptaron", recordó.

El concurso que busca potenciar el trabajo de diseño y producción entre los más chicos se encuentra en su etapa inicial. En caso de ser seleccionado, su proyecto conseguiría el financiamiento necesario para poder lanzar el producto al mercado. "Obtuvimos muchos likes. Es algo que fue bien recibido por la sociedad y tuvo mucha aceptación", destacó.

"Para ellas es un juego. Yo solo difundo lo que hicieron. No lo toman como algo en serio", indicó y pidió al finalizar: "Sería bueno que de una vez por todas las colillas no estén más en las playas".