Pulti: "Con la culpa cruzada no se frenan los contagios ni se sostienen las pymes"

El ex intendente salió al cruce por la pelea entre el Municipio y Nación y le pidió a Guillermo Montenegro y a Alberto Fernández que "prioricen el interés colectivo".

Gustavo Pulti, candidato a intendente de General Pueyrredon en 2019. Foto: 0223.

23 de Mayo de 2021 20:11

Por Redacción 0223

PARA 0223

El ex intendente Gustavo Pulti cuestionó las posiciones del jefe comunal de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, y el presidente de la Nación, Alberto Fernández, por los cruces que protagonizaron en las últimas horas en torno al manejo de la pandemia de coronavirus y las restricciones implementadas.

"Nación y Municipio: no son tantos para ponerse de acuerdo y defender la salud y el trabajo de 800.000 marplatenses", inició el líder de Acción Marplatense en su cuenta de Twitter.

El ex intendente apuntó contra los dirigentes de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos al remarcar que "el mecanismo de la rivalidad extrema les fue útil para ganar elecciones". "Pero no sirve para hacer menos dolorosa la crisis", indicó.

"Con el oportunismo de la culpa cruzada no se frenan los contagios, ni se sostienen las Pymes, ni aparece internet en todos los hogares para que los chicos puedan estudiar", agregó Pulti, quien condujo los destinos de General Pueyrredon entre 2007 y 2015.

Para el dirigente vecinalista, ni Montenegro ni Fernández son Lionel Messi ni Anatoli Kárpov, por lo que les pidió a ambos que le "den una oportunidad a los acuerdos sensatos que prioricen el interés colectivo".

"Contra uno se sostiene el otro. Esa es la “doctrina”. Pero afuera de el mecanismo, cientos de miles la pasan mal. Mar del Plata y la Argentina quieren trabajo, salud y educación. El único enemigo justificado es el atraso. Las peleas de diseño son parte el problema", concluyó el ex intendente.

El cortocircuito entre ambas administraciones se hizo público después de que el Ejecutivo nacional dispusiera cambios para definir a los municipios en base a su situación sanitaria, lo que motivó fuertes cuestionamientos por parte de algunos integrantes del gabinete de Montenegro y legisladores de Juntos por el Cambio, al entender que Mar del Plata seguirá con las mismas restricciones que rigen después del 30 de mayo.

Este domingo, Fernández se refirió al intendente Montenegro como uno de los dirigentes de la oposición que que no lo quiso escuchar. “Me acuerdo haber hablado por ejemplo, con alguien al que le tengo afecto y fue alumno mío, que es el intendente de Mar del Plata y decirle `por favor aunque sea pará esos tres días la administración pública porque vas a tener un problema´. Y no me quisieron escuchar. No solamente no me quisieron escuchar sino que salieron diciendo a qué iban a tener a la administración pública trabajando”, expresó el mandatario.

Comentarios de usuarios de Facebook