El surf se prepara para debutar en los Juegos Olímpicos: “Tokio 2020 va a cambiar la percepción del deporte”

El marplatense Fernando Aguerre, presidente de la ISA, es el máximo responsable de la inclusión del deporte en la competencia que tendrá como único representante argentino a Leandro Usuna. ”Van a descubrir todo lo cool que tenemos”, asegura a días del estreno.

Aguerre lleva más de dos décadas surfeando la misma ola que lo consagró como un embajador de su deporte. Foto: Pablo Franco / ISA.

18 de Julio de 2021 20:03

Su celular estalla de mensajes. Sus últimas semanas estuvieron cargadas de trabajo y los días que restan prometen ser más atareados. Fernando Aguerre espera este momento hace 27 años: después de la postergación de un año por la pandemia de coronavirus, el surf ya está listo para hacer su estreno en los Juegos Olímpicos y la primera participación en Tokio 2020 marcará un punto de inflexión.

El surf hace su presentación en Japón empuñando la bandera de la juventud y el cuidado del medioambiente. Junto con el skate, la escalada deportiva, el béisbol y karate, será una de las nuevas disciplinas que promete renovar el público que convoca este mega evento. “El éxito más grande para mí fue meter al surf en los Juegos Olímpicos sin cambiar quienes somos”, confiesa el presidente de la Asociación Internacional de Surf (ISA).

El camino no fue nada sencillo: Aguerre lleva más de dos décadas surfeando la misma ola que lo consagró como un embajador de su deporte. Tras asumir la presidencia de la ISA en 1994, un año más tarde viajó a Suiza para visitar a Juan Antonio Samaranch, entonces presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), a quien le regaló algunas tablas de surf. Pero después de varios intentos fallidos, fue recién en 2014 cuando resurgió la posibilidad: desde entonces, las ciudades anfitrionas pueden sugerir la inclusión de nuevas disciplinas y Tokio propuso al surf, que finalmente fue incorporado al programa olímpico - ya sin el límite de 28 deportes - en la histórica votación de Río de Janeiro en 2016.

-¿Cómo estás viviendo estos días previos al inicio de los Juegos?

-Es una cosa muy loca. Pasaron tantos años pensando en esto y siempre me despertaba creyendo que era imposible. No tengo nerviosismo. Lo que teníamos organizado hace un año, un año más tarde está súper organizado. Vamos a hacerlos en un estado de bioseguridad y de pandemia muy complicado. Pero bueno, vamos a hacer todo lo que hay que hacer. Lamentablemente no va a haber público extranjero ni van a poder estar mi familia y mis amigos que me acompañaron todos estos años.

-¿Cuán importante es para el deporte esta primera impresión en Tokio 2020? ¿Creés que puede haber un quiebre para que cada vez más personas se acerquen al surf?

-Mucha gente va a descubrir el surf y todo lo cool que tiene. Estos Juegos van a cambiar la percepción. Para mí, el surf olímpico es un medio para un fin, que es mejorar el mundo y cuidar el océano.

Aguerre, en la ceremonia de clausura del último mundial de la ISA en El Salvador. Foto: Pablo Franco / ISA

-¿Con qué nos vamos a encontrar en Tokio? Antes de la pandemia estaba la idea de hacer una fiesta en la playa.

-Teníamos pensado hacer un festival con yoga, comida orgánica, bandas de música, arte, ambientalismo. Todo iba a ser como una especie de embajada de surf en el movimiento olímpico, pero también se suspendió. Hay mucha preocupación en Tokio de que los Juegos se conviertan en un foco infeccioso y es entendible. Es mejor tener los Juegos Olímpicos así que no tenerlos. Yo estoy muy contento.

-Después de tantos años de lucha, cuando llegó el momento de postergar los Juegos por el avance de la pandemia, ¿en algún momento pensaste que no se iban a poder hacer?

-La postergación pudo ser una cancelación. Que los Juegos se hagan es una apuesta muy fuerte de Japón, del COI y del mundo. Yo creo que es una luz al final del túnel, es una muestra de la resiliencia humana. La habilidad de los seres humanos de adaptarnos a lo que cambia es esencial y aquí también se va a poner a prueba.

-¿Cuál fue el argumento con el que convenciste a los dirigentes para incluir al surf en los Juegos Olímpicos?

-No hice nada específico, les mostré quiénes somos. El éxito más grande para mí fue meter al surf en el mundo olímpico sin cambiar quienes somos. Otros tuvieron que cambiar algunas cosas. Nosotros, no.

-¿Qué le puede aportar el surf al olimpismo?

-Le vamos a aportar muchísimo: todos los valores de juventud, de atletismo, de respeto e inmersión total en la naturaleza. Además, somos un deporte de paz. Muchos de los deportes que se practican originalmente eran entrenamientos militares. El surf no tiene nada que ver con la guerra. Es el principio de un nuevo camino.

Duke Kahanamoku, doble campeón olímpico en natación, es considerado el padre del surf moderno. Foto: Olympics.com

Si bien puede ser considerado un deporte nuevo, el vínculo del surf con los Juegos Olímpicos excede las gestiones de Aguerre que, según sus cálculos, le valieron 84 mil olas para que esto suceda. El incansable trabajo que realizó en estos 27 años estuvo inspirado, en parte, en el legado que dejó Duke Kahanamoku, quien es considerado el padre del surf moderno. El legendario hawaiano, que se colgó tres medallas de oro y dos de plata entre las ediciones de Estocolmo 1912, Amberes 1920 y París 1924 en distintas pruebas de natación, fue el primero que abogó, hace más de un siglo, su deseo de que el deporte de las tablas se convirtiera en una disciplina olímpica.

“Duke dijo que el surf sería un excelente deporte para los Juegos Olímpicos, pero en esa época solo se practicaba en dos países. Era una fantasía. Desde 1920 hasta que llegué yo no se había hecho nada. Todos lo veían muy distante”, evoca el marplatense de 63 años. Hoy es una realidad. El surf es olímpico.

Lele Usuna, la esperanza del surf argentino en Tokio

Leandro Usuna será el único representante argentino en la primera aparición del surf en el escenario olímpico. El Grinch obtuvo su plaza como subcampeón de los Juegos Panamericanos Lima 2019, después de que el peruano Lucca Mesinas - medalla de oro en Lima 2019 - revalidara su clasificación en el último Mundial de la ISA y le cediera al marplatense el cupo continental.

Aguerre, Usuna y el resto de los surfistas latinos festejan los pasajes a Tokio 2020. Foto: Pablo Jiménez / ISA

Los mejores riders de la ISA y la Liga Mundial de Surf (WSL) se verán las caras en Japón y para Aguerre no hay un candidato definido. “No necesariamente gana el mejor del mundo. Dependerá de las olas para hacer un par de maniobras, giros y reversos. Creo que va a ser una competencia muy buena de un surf muy rápido. Va a ser alucinante”, reconoce el dirigente.

La participación olímpica será una experiencia excepcional para el bicampeón mundial. En la cuenta regresiva para el inicio de los Juegos, el rider de 33 años lo transita con mucha ansiedad. “Estamos a días de que empiece un momento único en mi vida. Ir a los Juegos Olímpicos es mi mayor alegría deportiva. Es difícil controlar las emociones. Siento una energía positiva de mucha gente y lo quiero transmitir en el agua”, aseguró Lele a la prensa días atrás.

Lele Usuna es el primer surfista argentino clasificado a un Juego Olímpico. Foto: Pablo Jiménez / ISA

Las competencias se llevarán a cabo en la playa de Tsurigasaki, ubicada a las costas del Pacífico, entre el 25 de julio y el 1 de agosto. En el debut no estarán todas las modalidades de la disciplina, sino que los 20 hombres y 20 mujeres que competirán en Tokio lo harán en tabla corta. En cada batería se contarán las dos puntuaciones más altas según el criterio de los jueces y los dos mejores surfistas avanzarán a la siguiente ronda hasta llegar a la instancia final, que proclamará a los primeros medallistas olímpicos del deporte.

Comentarios de usuarios de Facebook