Coronavirus

1 de Agosto de 2021 08:00

Los colegios, y el problema con aquellos docentes que se niegan a recibir la vacuna contra el Covid-19

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Foto ilustrativa: archivo 0223.

"El tema es que este tipo de actitudes obliga a las instituciones a tomar más personal en un contexto sumamente difícil", advirtieron desde la Asociación de Colegios Privados de la Provincia.

La Asociación de Colegios Privados de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba) reconoció que existen algunos casos aislados de docentes que se niegan a recibir la vacuna contra el coronavirus y advirtió por las dificultades, fundamentalmente económicas, que genera para las instituciones en el contexto de pandemia.

"Todavía hay algunos docentes que por una cuestión personal, o de ideología o de concepción sanitaria, no se han vacunado aunque tengan la posibilidad de hacerlo. Es algo que me consta, incluso, por conocimiento personal. Pero lamentablemente no se los puede obligar; el plan es voluntario", dijo Martín Zurita, titular de Aiepba.

En declaraciones a 0223 Radio, el referente del sector aclaró que por esta postura no se pueden tomar acciones legales y que la escuela tampoco "puede decirle nada" a los trabajadores de la educación. "Lo cierto es que esta situación trae complicaciones porque hay docentes dispensados por la edad  y tampoco se vacunan mientras que en el país está vigente la resolución 4 del Ministerio de Trabajo que invita a los empleados a reintegrarse en sus funciones después de los 15 días de tener la primera dosis", comentó.

"Las escuelas están en un presente difícil económicamente. Si bien los problemas no son tan graves como en otras épocas, continúan y el rechazo a la vacunación obliga a que haya que tomar más personal. A los docentes que no se vacunan obviamente que hay que seguir pagándoles el sueldo pero mientras tanto también hay que incorporar un docente nuevo y pagar un sueldo que no estaba pensado", explicó el titular de la asociación bonaerense.

Zurita, además, reconoció que hay planteos de las familias al respecto en pos de que se garantice la seguridad sanitaria de sus hijos. "Esto no deja de ser un tema que escapa a lo educativo y pasa a ser un debate que se debe dar en el área de Salud y con otras normas nacionales. Veremos si en algún momento se toma otra decisión para resolverlo", concluyó.

En el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) también confirmaron que hay docentes que no accedieron a la vacuna por propia voluntad pero aseguraron que de todos modos "tienen que reincorporarse a sus tareas habituales" dentro de los establecimientos educativos.

De todos modos, Susana Aranguren, la secretaria adjunta de la organización, aseguró al mismo medio que más del 80% del personal docente tuvo su primera dosis de la vacuna y que más de la mitad también ya accedió a la segunda dosis, por lo que están completamente inmunizados en estos casos.

"Esperemos que se pueda continuar avanzando en la presencialidad y que se sigan teniendo los cuidados necesarios. No solo en la escuela sino en todos lados. Es un problema de todos; no personal", recordó la gremialista.

Compartir
Compartí esta nota