Para no perder el presentismo, fileteros van a trabajar siendo contacto estrecho

Sucede en algunos frigoríficos, ante la negativa del empleador a pagar el día no trabajado a contactos estrechos fuera del ámbito laboral. Afortunadamente, la mayoría de las empresas tiene al personal de vacaciones.

La pesca también está siendo afectada por la tercera ola de covid. Foto ilustrativa:0223.

5 de Enero de 2022 18:22

Por Redacción 0223

PARA 0223

El casi millar de casos positivos de coronavirus diarios afecta a distintas actividades económicas, que también deben afrontar el ausentismo ante la gran cantidad de contactos estrechos entre sus trabajadores. Como la gastronomía y la hotelería, la pesca también es afectada por el Covid pero con una particularidad: como algunas empresas se niegan a abonar el día no trabajado a contactos estrechos por fuera del ámbito laboral, algunos fileteros ante la falta de síntomas, concurren a su lugar de trabajo para no perder dinero de su salario.

“Si bien la mayoría de las empresas están de vacaciones, en las que están abiertas, se está complicando un poco más el tema de los contagios, porque la gente va a trabajar siendo contacto estrecho y no lo informa. Y también hay empresas que reniegan a pagar a los que dicen que son contacto estrecho”, explicó Adolfo Echeverría, secretario adjunto del Sindicato Obrero de la Industria de la Pesca (Soip) Mar del Plata.

En declaraciones a 0223, el dirigente aclaró que "los frigoríficos pagan el ausentismo ante un caso positivo covid porque se hace la denuncia para el respectivo ingreso a la ART con el informe del Sisa. Lo mismo sucede cuando aíslan a un contagiado y al que está a la derecha o izquierda también, por ser contacto estrecho. El problema surge cuando es contacto estrecho de un positivo de afuera del trabajo. No quieren pagar”, advirtió.

En este sentido, Echeverría, dijo que ante esta disyuntiva, “hubo arreglos diferentes para ese tipo de licencias” y "se capacita a los delegados gremiales a que insistan a los compañeros a la importancia de aislarse siendo positivos o contactos estrechos y así evitar mayores contagios”, razonó.

Por último, evidenció cierto alivio porque esta tercera ola de contagios no afecta plenamente a la actividad. “La mayoría de los frigoríficos están de vacaciones porque para esta fecha paran los barcos merluceros. Pero las empresas que no, hay contagios, aunque con la experiencia que obtuvimos de años anteriores, se trabaja de manera más organizada. El año pasado cuando había un caso sospechoso, se aislaba y debía esperarse unos días para el resultado. Ahora es más rápido. Y la gente también se toma de manera más tranquila, ya que muchos atravesaron en alguna oportunidad el virus. Anteriormente ante un caso, algunos alarmados pedían que se cierre la fábrica”, recordó.

Comentarios de usuarios de Facebook