Rusia respondió con furia tras el ataque al puente de Crimea y volvió a bombardear Kiev | 0223

Rusia respondió con furia tras el ataque al puente de Crimea y volvió a bombardear Kiev

Las principales ciudades de Ucrania fueron blanco de los misiles rusos. Putin confirmó haber ordenado "un ataque masivo con armas de alta precisión y largo alcance".

La ofensiva rusa en Kiev provocó al menos 11 muertos y 64 heridos.

10 de Octubre de 2022 15:02

Por Redacción 0223

PARA 0223

Al menos 11 personas murieron y 64 resultaron heridas después de que Rusia disparara misiles de crucero contra varias ciudades de Ucrania durante la hora pico del lunes por la mañana, en lo que el presidente Vladimir Putin declaró como venganza por los ataques ucranianos, incluido un puente a Crimea.

Los misiles impactaron en intersecciones concurridas, parques y sitios turísticos en el centro de Kiev con una intensidad que no se vio incluso cuando las fuerzas rusas intentaron capturar la capital a principios de la guerra.

También se reportaron explosiones en Lviv, Ternopil y Zhytomyr en el oeste de Ucrania, Dnipro y Kremenchuk en el centro del país, Zaporiyia en el sur y Kharkiv en el este.

En un discurso televisado, Putin dijo que había ordenado ataques "masivos" de largo alcance contra objetivos ucranianos de energía, comando y comunicación, utilizando misiles disparados desde aire, mar y tierra, en respuesta a lo que describió como ataques terroristas, incluida la explosión del sábado en el puente del estrecho de Kerch.

"El régimen de Kiev, con sus acciones, se ha puesto al mismo nivel que las organizaciones terroristas internacionales. Con los grupos más odiosos. Dejar tales actos sin respuesta es simplemente imposible", dijo Putin.

El Kremlin fue humillado el sábado cuando una explosión dañó el único puente sobre el estrecho de Kerch que une la península ucraniana de Crimea, anexada por Moscú en 2014, con Rusia propiamente dicha. Ucrania no se atribuyó la responsabilidad de la explosión en el puente, pero lo celebró.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aseguró que los ataques de la hora pico del lunes fueron programados deliberadamente para matar personas y dejar fuera de servicio la red eléctrica de Ucrania. Su primer ministro dijo que 11 importantes objetivos de infraestructura fueron alcanzados en ocho regiones, dejando franjas del país sin electricidad, agua o calefacción.