Aborto legal

18 de Mayo de 2018 14:04

“Para una mujer, abortar es una tragedia, pero se busca evitar que haya más muertes”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La decana de la Facultad de Psicología de la Unmdp, Ana María Hermosilla, encabezará este viernes a las 17 un debate sobre la despenalización del aborto.

Este viernes se realizará un debate sobre el proyecto de ley para legalizar y despenalizar el aborto en la Argentina en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Antes de la actividad, la decana de la Facultad de Psicología Ana María Hermosilla, habló de la importancia del debate y remarcó que desde que se discutió la ley de divorcios, en el regreso de la democracia, que no se daba una situación así.

“Para la mujer que tiene que abortar es una tragedia, pero es una cuestión de salud pública. Lo que se pretende evitar con esto es que haya más muertes”, dijo Hermosilla en diálogo con 0223.

En el panel participará Susana La Rocca, coordinadora del Programa Temático Interdisciplinario en Bioética de la Universidad Nacional de Mar del Plata; Juan Manuel Cristini, presidente del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional Arturo Illia, Maximiliano Montenegro, periodista del diario Popular y miembro de la Red Internacional de Periodistas a favor de la comunicación de género; y la diputada Fernanda Raverta. La actividad, que comenzará a las 17 en el aula 20 de Psicología, terminará con un gran pañuelazo bajo el lema “aborto legal, seguro y gratuito a nivel nacional”

¿Qué expectativas tiene con la charla?

-El tema que se ha puesto en agenda de la legalización del aborto supone una discusión que nos debíamos los argentinos. Y la universidad tiene que estar presente. Juan Manuel Cristini, presidente del centro de estudiantes del Illia, va a aportar la mirada de los adolescentes y esto va de la mano con la educación sexual. Más allá de que en las cátedras nuestras se esté trabajando el tema, es importante que la comunidad universitaria y extrauniversitaria venga a escuchar a estos panelistas

Susana La Rocca, responsable del programa de Bioética de la universidad, va a exponer la posición del programa de bioética, que no es un tema menor. Está favor de la despenalización con argumentos, desde qué significa ser persona, las cuestiones que tienen ver con lo filosófico e incluso con las cuestiones bioéticas y la cuestión de género, de la decisión de la mujer de poder abortar. Y que esto no implica que tenga que abortar. Allí está la cuestión de los objetores de consciencia: que esté la ley no implica que la mujer esté obligada. Tomarlo como una cuestión de salud pública es fundamental.

Después completa Maximiliano Montenegro, pero que está vinculado a la cuestión de género que dará la posición de su actividad y de los medios en esta discusión. Será un muy rico debate. Y la presencia de la diputada Raverta es importante porque es coautora del proyecto.

 

-¿Cómo analiza el debate que se está dando a nivel general?

-A mí me sorprendieron estadísticas que he visto en los últimos días a partir de esta discusión donde dice que las clases más bajas y excluidas son los que están mayormente en contra. Aborto ha habido siempre, es una tragedia para la mujer que lo tiene que abortar, pero es una cuestión de salud pública. Lo que se pretende evitar con esto es que haya más muertes porque en realidad el que tiene medios puede abortar en situaciones donde su vida no corre peligro y después están los abortos clandestinos que sabemos cuál es el final.

Desde ese lugar, tomado como una cuestión de salid pública es desde donde hay que abordarlo para que la población lo pueda entender.

 

-Más allá de las posturas, es para destacar que se esté dando esta discusión.

-¿Sabés a que me recuerda? Este debate yo no lo recuerdo en el país desde el divorcio. Fue un debate a lo largo y a lo ancho del país. También se decía que iba a haber más divorcios, y no pasó. Una ley lo que marca es un límite a situaciones que se dan de hecho, pero estaban silenciadas, era un tema tabú para la sociedad argentina.

Lo que genera es derechos para quienes están comprendidos en esta cuestión y eso es lo importante.

-¿Cómo se da el debate en la universidad?

-Yo dicto una materia de quinto año e hicimos un taller hace 15 días. Lo que advierto es que los chicos preguntan mucho. Están las dos posiciones. Sabemos que entre quienes están en contra del aborto hay motivos de creencias religiosas, lo cual es aceptable. En el programa de bioética hay una línea que es muy importante: ellos plantean los objetores de consciencia. Un médico que no esté de acuerdo por cuestiones religiosas o ideológicas con practicarlo, también es válido en su autonomía. Lo que propugna esta cuestión es la autonomía de la mujer de poder decidir sobre su cuerpo, pero también la autonomía del médico si no lo quiere hacer.

-¿Y la balanza en la universidad se inclina hacia alguna de las dos posturas?

-En la población que detecto con mis colegas y compañeros docentes hay una posición más clara hacia apoyar la despenalización.

 

Compartir
Compartí esta nota