RADIO
EN VIVO
imagen

Columna de miércoles

11 de Diciembre de 2019 20:27

Quién es quién en el gabinete de Guillermo Montenegro

Montenegro les tomó juramento este miércoles a sus secretarios.

El intendente les tomó juramento a los 9 secretarios y ya tiene elegidos los nombres para los entes descentralizados y Osse. También hay varios funcionarios de segunda y tercera línea en funciones. ¿Todos contentos?

Guillermo Montenegro ya conformó su primer gabinete. Es poco probable que todos los nombres que confirmó en las últimas horas (algunos juraron, otros ya están en funciones y el resto espera el visto bueno del Concejo Deliberante) sean los que completen el mandato en 2023, pero será con estos funcionarios con los que dará los primeros pasos como intendente de Mar del Plata.

Hasta la semana pasada, los funcionarios elegidos por el jefe comunal estaban dejando una larga lista de “heridos”. No obstante, a Montenegro y su equipo no parecía preocuparle contentar a los dirigentes y sectores políticos que reclamaban lugares en el gabinete. “Acá no hay un loteo de la política con cargos de Ejecutivo. Pensamos cuáles son los mejores funcionarios que puedan realizar esa tarea, más allá del espacio político”, le dijo Montenegro a 0223 unas horas antes de asumir la Intendencia.

 

 

 

Sin embargo, los nombres de último momento le sirvieron al jefe comunal para dejar conformes a todos los sectores que, hasta aquí, se habían mostrado críticos por el armado del gabinete. Y lo logró con un plus: varios nombres que propuso para los entes son de dirigentes prácticamente desconocidos, lo cual hace menos visible que llegaron por acuerdos políticos.

“Sentimos que terminamos de armar un gabinete que dejó conformes a todos. Siempre fue la idea, pero tampoco queríamos que eso pase a cualquier precio”, confiaron desde el entorno de Montenegro.

 

A través de las redes sociales, el intendente dio a conocer la lista de funcionarios que propondrá para ocupar los entes descentralizados y Obras Sanitarias. En ambos casos, Montenegro eleva la propuesta al Concejo Deliberante y los ediles son los que deben darle el visto bueno.

Allí apareció el nombre de Federico Scremin, joven abogado recibido en la Universidad Nacional de Mar del Plata, quien trabajó en la oficina de asuntos culturales de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires. También fue asesor del Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Buenos Aires. Su último trabajo fue como relator de Transporte, Puerto e Intereses Marítimos en la Cámara de Senadores de la Provincia.

Su nombre jamás había estado en el radar y nunca se había mencionado. ¿Cómo llegó a Montenegro? Fue parte del acuerdo para aquietar aguas. Scremin trabaja y milita junto al senador de Crear, Lucas Fiorini, uno de los que más disconforme estaba con Montenegro por el armado del equipo.

 

Los problemas con Fiorini comenzaron cuando Ariel Martínez Bordaisco comenzó a ganar la pulseada para presidir el Concejo Deliberante. El senador provincial le reprochó al intendente que ese lugar se lo había prometido a su concejal Alejandro Carrancio. Tras varias idas y venidas, desde el entorno de Montenegro le propusieron a Carrancio ser presidente de Osse. No hubo acuerdo, porque Crear quería poner a otro dirigente para no perder la banca en el Concejo Deliberante.

En ese marco, el jefe político de Fiorini, Joaquín De la Torre, salió al cruce de Montenegro en una entrevista con 0223, declaraciones que no cayeron bien en el equipo del intendente y parecieron romper con cualquier posibilidad de acuerdo.

Sin embargo, el sábado las partes volvieron a hablar. “Propongan un nombre para presidir el Emtur”, les plantearon desde el entorno de Montenegro. Allí surgió el nombre de Scremin, un dirigente joven, formado y con experiencia en áreas públicas. “La verdad es que el perfil era lo que buscábamos”, agregaron por estas horas desde el montenegrismo. Y el desembarco de Scremin no es el único: Fernando Navarra será vicepresidente de Osse, mientras que Cristian Beneito ocupará una de las tres subsecretarías de Desarrollo Social.

 

Otro sector del Pro que había quedado relegado era el que encabeza Juan Aicega. La relación entre el diputado nacional y el intendente nunca fue la más fluida. Montenegro siempre se apoyó en la exgobernadora María Eugenia Vidal y Aicega responde al expresidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Emilio Monzó, histórico adversario de Vidal dentro del macrismo. De hecho, Aicega estuvo a punto de apoyar a Vilma Baragiola para enfrentar a Montenegro en las Paso, un acuerdo que se cayó sobre el cierre de listas.

Sin embargo, el exministro de Seguridad porteño tiene en claro que desde el 10 de diciembre es el único referente del Pro en Mar del Plata y necesita contener a la mayor cantidad de dirigentes posible. En ese marco se explica el desembarco de Sebastián D’Andrea en el Emsur, quien recientemente dejó el cargo de director de la UGL XI de Pami y previamente había trabajado junto a Guillermo Volponi en el Emder. También responde a ese espacio la secretaria del Concejo Natalia Poleggio. 

Los cargos del Emvial también sirvieron para calmar ánimos. Sin demasiados nombres en carpeta, el expresidente del Emtur, Emiliano Giri, había pedido que se “ascienda” a Mariano Bowden, vicepresidente del ente durante toda la gestión de Carlos Arroyo. Durante varias semanas, desde el entorno de Montenegro se resistieron a esa opción y preferían ocupar el cargo con alguien de perfil más técnico. Finalmente, el nombre de Bowden se impuso. Giri también pondrá a alguien de su entorno como delegado de Chapadmalal.

 

“Emiliano no estaba contento, pero tampoco tiene mucho margen de acción. Tiene un contrato muy importante para que Ripsa cobre las tasas municipales así que nunca estuvo en los planes que rompa”, advirtió un dirigente cercano al Pro.

Debajo de Bowden estará Sebastián Sirochinsky, un dirigente radical cercano a Baragiola y Cristina Coria. La concejal radical no posee un armado territorial de peso, pero desde el montenegrismo la consideran una jugadora importante en el Concejo Deliberante, por lo que también celebraron ese acuerdo.

La presidencia de Osse, en tanto, finalmente quedó para Carlos Katz. Junto al secretario de Obras Jorge González es el segundo funcionario del riñón del exintendente Daniel Katz que se suma a la gestión. Ambos tienen otra coincidencia: ya ocuparon esos cargos en el municipio.

 

La Coalición Cívica, con mucho menos peso en Mar del Plata, también tendrá su representación en el Ejecutivo municipal. Bernardo Martín será el vicepresidente del Emtur. Ese puesto se completa, además, con el bloque de dos concejales que tiene el espacio en el cuerpo legislativo.

El resto de los nombres ya eran conocidos. La gran sorpresa del gabinete fue Santiago Bonifatti, que se enfrentó a Montenegro en las últimas elecciones. El excandidato a intendente, además, ocupará un rol clave: secretario de Gobierno. Además, no desembarcó solo: el dirigente de Sumar logró que varias personas de su confianza se sumen en las segundas líneas del equipo del jefe comunal. "Conoce la Municipalidad, tiene capacidad de trabajo y es vivo. Va  tener mucho protagonismo en los próximos meses", analizaron fuentes conocedoras del municipio. 

 

Entre los demás, Viviana Bernabei (Salud), Darío Oroquieta (Seguridad) y Carlos Balmaceda (Cultura) seguramente comenzarán a conformar el montenegrismo. 

Montenegro fue testigo directo de la experiencia de Carlos Arroyo, que se pasó más tiempo resolviendo internas de Cambiemos que gobernando Mar del Plata. Sin rifar su gabinete, el flamante intendente no quiere pasar por lo mismo. Aunque parecía difícil, hoy consiguió satisfacer a los distintos espacios de Juntos por el Cambio. La tarea, a partir de ahora, será mantener ese equilibrio.