Recambio legislativo y cambios de funcionarios: comienza una nueva era

Con nuevos nombres propios en el Concejo Deliberante y algunos retoques en el Ejecutivo, Guillermo Montenegro inicia una nueva etapa en su gestión. 

Montenegro y Abad, socios fundamentales, en la etapa de Juntos que comienza.

8 de Diciembre de 2021 20:43

Las elecciones de medio término, en cualquier gestión, suponen una especie de relanzamiento o, al menos, de recambios. En la gestión de Guillermo Montenegro, cuyos dos primeros años estuvieron marcados por la pandemia, esta nueva era será más marcada aún. Entre jueves y viernes,  habrá cambios en el Concejo Deliberante con la asunción de los nuevos ediles y se anunciarán las modificaciones en el gabinete para la nueva etapa.

Este miércoles, luego de la ceremonia en la que se despidieron a los concejales salientes, Montenegro se reunió con los concejales de los tres bloques oficialistas que tendrá el cuerpo legislativo: Pro, UCR y Coalición Cívica. Desde su entorno, compartieron la imagen del Zoom sin rodeos: “Fue para ratificar una vez más el apoyo para que Marina Sánchez Herrero sea la presidenta del Concejo”.

El nombre de la abogada para presidir el cuerpo legislativo fue un acuerdo entre el intendente y Maximiliano Abad. “Siempre tuvimos un solo nombre”, sostienen fuentes cercanas a Montenegro. Hubo, no obstante, algunos intentos de un sector del propio oficialismo de que la presidencia se pinte de amarilla. Sin embargo, la posibilidad naufragó antes de salir del puerto. “Hacia adentro, está todo cerrado. Veremos qué hace la oposición”, advierten las fuentes.

Los dardos apuntan a un intento de algún sector de la oposición de imponer al presidente del cuerpo. El Frente de Todos tendrá nueve concejales, Crear dos y Acción Marplatense otros dos. De unirse, tendrían mayoría para promover otro nombre al frente del cuerpo. La jugada implicaría romper una regla no escrita del cuerpo: el espacio que gana las elecciones pone al presidente del Concejo.

Más allá de que a algunos no les cayó bien que el nombre se definiera entre Montenegro y Abad, sin que hubiese siquiera una charla con el resto del cuerpo, la posibilidad de unificar a toda la oposición no prosperó y Sánchez Herrero será proclamada este jueves como presidenta del cuerpo. ¿Será por unanimidad? Eso, aún, es una incógnita.

Este jueves se definirán las nuevas autoridades del Concejo Deliberante.

 

 En el reparto de lugares, el radicalismo también se quedará con la secretaría del cuerpo (hasta hoy en manos del Pro) y todo indica que será Norberto Pérez, de larga trayectoria tanto en el cuerpo legislativo como en cargos en el Ejecutivo. Las vicepresidencias del cuerpo, en tanto, quedarían para Virginia Sívori (Frente de Todos) y Paula Mantero (Acción Marplatense).

Las asunciones en el Concejo Deliberante obligan al intendente a reemplazar funcionarios del Ejecutivo. El de mayor rango es Fernando Muro, que deja vacante su puesto como secretario de Desarrollo Productivo. También asume una banca la directora de Cooperación Internacional, Florencia Ranellucci. Y quedan aún vacantes los puestos que dejaron los funcionarios que respondían a Lucas Fiorini (presidencia del Emtur, vicepresidencia de Osse y el representante municipal en la administración Punta Mogotes). También quedará vacío el cargo de la mano derecha del intendente, Alejandro Rabinovich. Pero la decisión es que a partir del 10 de diciembre no haya coordinador de Gabinete.  

“Equipo que gana no se toca”, repite en distintas reuniones el propio Montenegro que, además, no quiere realizar grandes modificaciones antes de una temporada en la que Mar del Plata recibirá un aluvión de turistas. Y desde su entorno anticipan que no habrá grandes cambios.

El viernes se harán los anuncios. Bernardo Martín, vicepresidente a cargo del Emtur, será propuesto como presidente (requiere la aprobación del Concejo). Por el resto, no hay certezas. Gustavo “Tato” Serebrinsky, segundo de Muro en Producción, era candidato a ascender a secretario. Sin embargo,  en las últimas horas, la posibilidad quedó en duda.

El otro nombre que tiene un lugar asegurado en el Ejecutivo es el de Vilma Baragiola, que este miércoles se despidió del Concejo Deliberante. Una posibilidad que se manejaba esta tarde era que asuma como secretaria de Desarrollo Social (cargo que conoce perfectamente) y Verónica Hourquebié pase a otra área.

Más allá de la incertidumbre, hay tranquilidad de que todos tendrán un lugar en la gestión. Casi todos. Cristina Coria, que terminó su mandato como concejal este miércoles y está enfrentada a la conducción de Abad en la UCR, quedará fuera del gobierno.

 

Retoques de gestión

 Los cambios de nombres propios en la escena política de Mar del Plata también llegan con cambios en la gestión. El propio Guillermo Montenegro encabezó los anuncios para reforzar los operativos de control vehicular. “Algunas cosas las veníamos haciendo y otras las vamos a profundizar”, señalaron desde su entorno.

La percepción general es que los controles de alcoholemia habían caído drásticamente y el crecimiento de los siniestros viales protagonizados por conductores borrachos obligó a tomar medidas. Los inspectores salieron a la calle y también se retomó el plan impulsado por Carlos Arroyo para multar a infractores a partir de faltas detectadas por las cámaras del Centro de Operaciones y Monitoreo. Además, se anunció un nuevo convenio para implementar fotomultas en Mar del Plata.

Montenegro, junto a Bonifatti y Bowden.

 

En medio de la conferencia, Montenegro también deslizó que se regularizarán los juzgados de Falta, un tema frenado desde hace años. Arroyo hizo dos intentos por enviar candidatos al Concejo, pero jamás tuvo consensos políticos.

El jefe comunal confía en que en esta etapa podrá conseguirlo. Hay un dato importante que le da más juego: hay tres cargos vacantes y una jubilación próxima a concretarse lo que permitirá que haya más posibilidades.

El viernes, a su vez, el gobierno anunciará los operativos de control de cara a la temporada de verano, que incluirán no solo el tránsito, sino operativos que involucrarán a diversas áreas del gobierno para la nocturnidad y los espacios públicos, entre otros. La semana próximo, además, el Ejecutivo elevará al Concejo el presupuesto 2022, luego de los dos pedidos de prórroga y comenzará allí una intensa discusión entre el oficialismo y la oposición.

En las próximas horas, la gestión de Guillermo Montenegro iniciará una nueva etapa. Lo hará con el respaldo contundente que recibió en las urnas, con algunos nombres nuevos y con el desafío de que la gestión, luego de dos años absorbidos por la pandemia, tome otro rumbo.

Comentarios de usuarios de Facebook