0223.com.ar
El "Chino" Navarro recorrió la costa atlántica y destacó la necesidad de lograr la unidad de la oposición

El "Chino" Navarro recorrió la costa atlántica y destacó la necesidad de lograr la unidad de la oposición

Por Redacción 0223

Mientras avanza la construcción de un espacio opositor de cara a las elecciones presidenciales de este año, el exlegislador provincial y dirigente nacional del Movimiento Evita Fernando “Chino” Navarro, recorrió la costa atlántica y dialogó con vecinos.

“Desde Red por Argentina, quienes apoyamos la candidatura a presidente de Felipe Solá, con Facundo Moyano, con Victoria Donda, con Víctor Santa María, con Leonardo Grosso, con todo el Movimiento Evita decidimos recorrer todo el país para escuchar para tomar la sensación térmica de qué es lo que le pasa a nuestro pueblo de cara a una urgencia: que es construir una unidad muy plural, muy diversa, muy multicolor para que todo el pueblo, o la mayoría del pueblo encontremos un programa, encontremos candidato, para poder ganarle a Macri, y recuperar el gobierno nacional para poder reconstruir la Argentina”, expresó Navarro al respecto.

La agenda de dirigente incluyó encuentros con activistas locales, con la CGT, recorridas por la peatonal y estuvo en la carpa que montaron los familiares de la tripulación del Rigel. En cuanto al encuentro con la central obrera, Navarro dijo estar “sorprendido” porque aseguró que desde “hace mucho no escuchaba tanta sensatez, con una mirada crítica de lo que pasó y lo que estamos pasando.

En su visita también se acercó a la Unidad Barrial Matadero de CTEP-Evita, dialogó con referentes de la Unión Popular de Clubes Barriales, recorrió una planta modelo de producción de papas en Otamendi, y acompañó las actividades en el marco de la jornada de lucha nacional de CTEP frente a la inflación y los tarifazos.

“Para muchos el candidato es otro, para eso está la Paso que permite no solamente dirimir una propuesta, un programa, pero además permite saber quién logra una mayor representación, y principalmente permite que millones de mujeres y hombres participen en esa decisión de quién representa una verdadera opción para gobernar la Argentina.  Tenés que hablar con todos los actores económicos, doy un ejemplo bien antipático, la sociedad rural y los poderosos sectores económicos de la economía agropecuaria: son los que más divisas generan en este país. Nosotros tenemos un serio problema de divisas, de dólares, ¿nos vamos a pelear frontalmente? ¿o vamos a intentar –con la fortaleza de tener la mayoría de los votos- construir un gran consenso social e intentar una negociación racional donde ellos ganen su dinero, pero entiendan que ese dinero debe estar subordinado al bien común de millones de argentinos”, expresó.

Es en ese marco, consideró que quien suceda al actual presidente deberá “estabilizar” el país. “Es muy posible que le ganemos”, analizó, y advirtió que el próximo gobierno “se va a encontrar el 10 de diciembre con un mundo muy hostil, con una economía global que no juega a favor nuestro, con China que crece menos, con las materias primas que valen menos, y con una situación de emergencia social que hay hoy en la Argentina”. “Además –continuó- va a esta la situación de reacción social de aquellos sectores que no quieren a los sectores populares, como le pasó a Yrigoyen, a Alfonsín, a Perón, a Néstor y a Cristina, una reacción rabiosa, con acusaciones falsas de que si ganamos es porque hicimos fraude, o porque engañamos a la gente, o que pagamos los votos, y va a haber una ofensiva, y en ese debate si nosotros no tenemos el respaldo de miles de millones de Argentinos para reconstruir la Argentina va a ser muy difícil gobernar.

Navarro dijo que Felipe Solá es hoy “el mejor candidato” y reparó en que “ya administró una provincia en crisis, la provincia de Buenos Aires que es casi un país, en el 2001 cuando Argentina y Buenos Aires se hundían en la crisis y la resolvió con dignidad y muy poca plata, y se animó, primero con Juampi Cafiero y después con Arslanián a reformar la bonaerense. Y después se equivocó, hizo cosas que para mí no tenía que hacer, anduvo con De Narváez, terminó con Massa, no por Massa o De Narvaez sino que él tendría que haber continuado en el espacio que él siempre militó. Pero eso que para entonces era una crítica, hoy es una ventaja  porque él articula, interpela, dialoga con sectores que nosotros no tenemos diálogo, porque en la pelea de blanco o negro quedas separado por un abismo, o una calle que te impide juntarte, y Felipe puede hablar con todos y tiene voluntad de hablar, de escuchar. Además entiende que lo que se viene es una transición, que hay que gobernar 4 años, que no hay que ir por el vuelto, que no hay que ir por la revancha, que hay que ir para construir una unidad  en serio, que implique construir puentes, construir consenso, curar heridas y apuntar a dos temas, crear trabajo y fortalecer la educación”.

Respecto al descreimiento de la política, Navarro enfatizó en el rol de la dirigencia social y la militancia territorial: “El lado positivo es que ayer en el barrio Matadero, acá en Mar del Plata, un grupo de dirigentes sociales que hacen milagros sin nada, pero sin nada en serio, porque muchos de ellos no tienen trabajo y atienden a cien pibes, ochenta pibes, a doscientos pibes que juegan a la pelota, que sostienen un club, otros juegan en la plaza, juegan al hockey donde pueden,  que levantaron comedores para que los pibes coman. Te das cuenta que la voluntad de esa gente logra el milagro de que esos chicos estén contenidos, eso no le resuelve la vida a esos pibes, pero encontrás un camino de cómo es la organización. Este es el ejemplo que hay que tomar de la dirigencia”.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

El "Chino" Navarro recorrió la costa atlántica y destacó la necesidad de lograr la unidad de la oposición

Mientras avanza la construcción de un espacio opositor de cara a las elecciones presidenciales de este año, el exlegislador provincial y dirigente nacional del Movimiento Evita Fernando “Chino” Navarro, recorrió la costa atlántica y dialogó con vecinos.

“Desde Red por Argentina, quienes apoyamos la candidatura a presidente de Felipe Solá, con Facundo Moyano, con Victoria Donda, con Víctor Santa María, con Leonardo Grosso, con todo el Movimiento Evita decidimos recorrer todo el país para escuchar para tomar la sensación térmica de qué es lo que le pasa a nuestro pueblo de cara a una urgencia: que es construir una unidad muy plural, muy diversa, muy multicolor para que todo el pueblo, o la mayoría del pueblo encontremos un programa, encontremos candidato, para poder ganarle a Macri, y recuperar el gobierno nacional para poder reconstruir la Argentina”, expresó Navarro al respecto.

La agenda de dirigente incluyó encuentros con activistas locales, con la CGT, recorridas por la peatonal y estuvo en la carpa que montaron los familiares de la tripulación del Rigel. En cuanto al encuentro con la central obrera, Navarro dijo estar “sorprendido” porque aseguró que desde “hace mucho no escuchaba tanta sensatez, con una mirada crítica de lo que pasó y lo que estamos pasando.

En su visita también se acercó a la Unidad Barrial Matadero de CTEP-Evita, dialogó con referentes de la Unión Popular de Clubes Barriales, recorrió una planta modelo de producción de papas en Otamendi, y acompañó las actividades en el marco de la jornada de lucha nacional de CTEP frente a la inflación y los tarifazos.

“Para muchos el candidato es otro, para eso está la Paso que permite no solamente dirimir una propuesta, un programa, pero además permite saber quién logra una mayor representación, y principalmente permite que millones de mujeres y hombres participen en esa decisión de quién representa una verdadera opción para gobernar la Argentina.  Tenés que hablar con todos los actores económicos, doy un ejemplo bien antipático, la sociedad rural y los poderosos sectores económicos de la economía agropecuaria: son los que más divisas generan en este país. Nosotros tenemos un serio problema de divisas, de dólares, ¿nos vamos a pelear frontalmente? ¿o vamos a intentar –con la fortaleza de tener la mayoría de los votos- construir un gran consenso social e intentar una negociación racional donde ellos ganen su dinero, pero entiendan que ese dinero debe estar subordinado al bien común de millones de argentinos”, expresó.

Es en ese marco, consideró que quien suceda al actual presidente deberá “estabilizar” el país. “Es muy posible que le ganemos”, analizó, y advirtió que el próximo gobierno “se va a encontrar el 10 de diciembre con un mundo muy hostil, con una economía global que no juega a favor nuestro, con China que crece menos, con las materias primas que valen menos, y con una situación de emergencia social que hay hoy en la Argentina”. “Además –continuó- va a esta la situación de reacción social de aquellos sectores que no quieren a los sectores populares, como le pasó a Yrigoyen, a Alfonsín, a Perón, a Néstor y a Cristina, una reacción rabiosa, con acusaciones falsas de que si ganamos es porque hicimos fraude, o porque engañamos a la gente, o que pagamos los votos, y va a haber una ofensiva, y en ese debate si nosotros no tenemos el respaldo de miles de millones de Argentinos para reconstruir la Argentina va a ser muy difícil gobernar.

Navarro dijo que Felipe Solá es hoy “el mejor candidato” y reparó en que “ya administró una provincia en crisis, la provincia de Buenos Aires que es casi un país, en el 2001 cuando Argentina y Buenos Aires se hundían en la crisis y la resolvió con dignidad y muy poca plata, y se animó, primero con Juampi Cafiero y después con Arslanián a reformar la bonaerense. Y después se equivocó, hizo cosas que para mí no tenía que hacer, anduvo con De Narváez, terminó con Massa, no por Massa o De Narvaez sino que él tendría que haber continuado en el espacio que él siempre militó. Pero eso que para entonces era una crítica, hoy es una ventaja  porque él articula, interpela, dialoga con sectores que nosotros no tenemos diálogo, porque en la pelea de blanco o negro quedas separado por un abismo, o una calle que te impide juntarte, y Felipe puede hablar con todos y tiene voluntad de hablar, de escuchar. Además entiende que lo que se viene es una transición, que hay que gobernar 4 años, que no hay que ir por el vuelto, que no hay que ir por la revancha, que hay que ir para construir una unidad  en serio, que implique construir puentes, construir consenso, curar heridas y apuntar a dos temas, crear trabajo y fortalecer la educación”.

Respecto al descreimiento de la política, Navarro enfatizó en el rol de la dirigencia social y la militancia territorial: “El lado positivo es que ayer en el barrio Matadero, acá en Mar del Plata, un grupo de dirigentes sociales que hacen milagros sin nada, pero sin nada en serio, porque muchos de ellos no tienen trabajo y atienden a cien pibes, ochenta pibes, a doscientos pibes que juegan a la pelota, que sostienen un club, otros juegan en la plaza, juegan al hockey donde pueden,  que levantaron comedores para que los pibes coman. Te das cuenta que la voluntad de esa gente logra el milagro de que esos chicos estén contenidos, eso no le resuelve la vida a esos pibes, pero encontrás un camino de cómo es la organización. Este es el ejemplo que hay que tomar de la dirigencia”.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar