RADIO
EN VIVO
imagen

Medio ambiente

22 de Agosto de 2019 15:15

Escrache al Hipotecario: Greenpeace acusa al banco de financiar los desmontes

Caracterizados de yaguaretés y empresarios, voluntarios de la ONG se manifestaron ante la sucursal de la entidad, vinculada al grupo Cresud S.A., uno de los principales apuntados por la deforestación en los bosques de la provincia de Chaco.

Voluntarios de la ONG caracterizados de yaguaretés y empresarios estuvieron este jueves en la mañana en la vereda de la sucursal marplatense del banco Hipotecario, situada en avenida Independencia y San Martín, para manifestar su repudio contra la entidad bancaria, perteneciente al grupo Cresud S.A., firma acusada de ser una de las principales destructores de bosques en la provincia de Chaco.

“La compañía ya ha desmontado más de 120.000 hectáreas, en territorios del Gran Chaco donde está el yaguareté, que depende absolutamente de los bosques para vivir”, explicó Victoria Menghini, vocera del equipo de Greenpeace en Mar del Plata.

De acuerdo al reciente informe de la ONG titulado  “El sacrificio de los bosques del Gran Chaco” , la producción ganadera es responsable de la deforestación en Argentina. Según datos oficiales, el país perdió 7,7 millones de hectáreas de bosques entre 1990 y 2017. 

Los bosques nativos concentran más de la mitad de la biodiversidad terrestre del planeta y son fundamentales en la regulación climática, el mantenimiento de las fuentes y caudales de agua y la conservación de los suelos. 

Desde la organización ambientalista acusan al Hipotecario de sostener en su sitio web políticas de sustentabilidad como “el cuidado del medio ambiente como un valor en sí mismo a tener en cuenta de acuerdo al impacto de nuestro negocio”, pero de ser a su vez subsidiario de la empresa Cresud, a quien se acusa de ser responsable de la deforestación que produce la ganadería intensiva desarrollada para exportar grandes cuotas de carne a mercados de Alemania, Holanda e Israel.

“En Argentina se destruyen 100.000 hectáreas de bosques cada año por ganadería intensiva, más del doble que por agricultura. Esto significa una sentencia de muerte a los últimos 20 yaguaretés de la región”, agregó Menghini al respecto.

Los desmontes provocan inundaciones, desertificación y cambio climático. El 12% de los gases de efecto invernadero provienen de la deforestación y otros cambios de uso del territorio. “Es importante que las empresas deben implementen políticas de Deforestación Cero. Un desmonte nunca es una actividad sustentable”, aportó Menghini.