RADIO
EN VIVO
imagen

Peñarol

21 de Septiembre de 2019 16:27

Gabriel Piccato y el clásico: "No será un entrenamiento, hay que darlo todo"

Piccato, el viernes por la noche en su primer entrenamiento. Foto: prensa Peñarol.

El flamante entrenador de Peñarol dialogó con 0223, a horas de enfrentar a Quilmes y recién llegado del Mundial de China como asistente de la Selección.

Todavía adaptándose al cambio de horario, según sus palabras ya despojado de la emoción que significó integrar el cuerpo técnico de la Selección argentina subcampeona del mundo en China, Gabriel Piccato (47 años) ya se puso a las órdenes de Peñarol.

Tras la presentación del clásico amistoso ante Quilmes, que se jugará este domingo a las 20, el entrenador nacido en San Jorge (Santa Fe) dialogó con 0223: "Es un buen comienzo porque el partido va a servir para agudizar la observación, ver qué manifiesta el equipo con el tiempo de entrenamiento que tenemos, intentar ver cómo responden los jugadores en competencia y a partir de ahí qué ajustes hacer de cara al Súper 20", declaró quien vivirá su segundo ciclo en el "Milrayitas", tras su paso en la temporada 2015/2016 como asistente de Sergio Hernández.

-No deja de ser un partido preparativo, pero querrán ganarlo...

-Sí, pero los jugadores tienen un bagaje interesante y tienen que poner lo que mejor tienen a la hora de competir. No podemos decir que esto es un entrenamiento. No es lo mismo que entrenar. Lo tomaremos como un juego oficial para dar lo mejor que tengamos hoy. Es esperable que en dos meses el equipo crezca, y miremos para atrás y digamos ´hemos crecido´. Con lo que tenemos hoy, hay que dar el 100 %.

-Importante el partido para el rodaje, no es fácil generar amistosos contra otros equipos de la Liga...

-Exacto. Además, el condimento de que sea un clásico, que la cancha esté llena, que empiece a haber presión. Va a ser el mismo escenario que vamos a vivir durante toda la Liga. Es mejor empezar así tempranamente.

-Acabás de sumarte tras la participación mundialista, ¿cómo pudiste coordinar y manejar todo a la distancia?

-Hemos hecho un gran trabajo junto a la dirigencia, primero para la selección de los jugadores. Fue objetivo nuestro elegir a los jugadores antes que comience yo el ciclo de la Selección. Y fue así. Después, los asistentes hicieron un trabajo muy importante con los jugadores nacionales, y preparamos todo para que con mi llegada, lleguen los extranjeros. Intentaremos ahora estos días, incluido el partido con Quilmes, tratar de poner los lineamientos generales y comenzar a competir.

-Todavía adaptándote al horario seguramente, ¿has podido dejar atrás lo vivido con la Selección? No fue un Mundial más, la repercusión aquí fue impresionante...

-Es verdad. Pero me doy cuenta cuando suceden estas cosas, como hablar con vos y que me recuerdan y me felicitan. Es muy reciente. Pero en mi cabeza parece que hubiera sucedido hace mucho tiempo. Y es como que ya está. Estoy enfocado en esto. Creo que una de las enseñanzas de estos 60 días, fue desprendernos rápido de lo que pasa. Porque viene la siguiente ciudad, el siguiente rival, tenés que armar los bolsos, un nuevo destino, llegás, competís, y así siempre. Y cuando mirás para atrás, eso que pasó hace una semana, parece que fue el año pasado. Es mejor desprenderse. Sí lo disfrutamos y nos involucramos al 100 por ciento, y ya estamos pensando en el entrenamiento.

-Difícil de todos modos no preguntarte, ¿cómo se vivió lo previo a la final?

-Fue con un nivel de mucha conciencia. Las últimas 48 horas previas a la final, estábamos todo el tiempo pensando que era el último partido, que era la final y que estaba España ahí. Y queríamos vivirlo e involucrarnos plenamente. Y el resultado...serían 40 minutos donde uno iba a ganar. Creo que España fue un justo ganador.

-Después de la semifinal, hubo palabras muy elogiosas de "Oveja" Hernández hacia el cuerpo técnico que vos integraste. ´Yo ahora me voy a dormir y ellos se quedan hasta la madrugada trabajando´, dijo. Se notó ese trabajo de varios entrenadores con una cabeza en común, para que los jugadores tuvieran todo...

-Sí, es así. Y creo que Sergio es un facilitador del trabajo de equipo. Nosotros intentamos dar lo mejor. En lo personal, creo que fue mucho más lo que recibí que el aporte que pude haber hecho. Fue un trabajo de todas las áreas y siempre tiene que haber que toda esa información, ese aporte, sea absorbido y procesado y devuelto al equipo. Y en eso, me parece que Sergio, entre otras cosas, es muy bueno.

Venta de entradas: 

Domingo desde las 18 en el Polideportivo.

Precios (Socio/No socio)
Cabecera alta: $ 250 / $ 300.
Cabecera alta numerada: $ 300 / $ 350.
Lateral alta: $ 350 / $ 400.
Corralito: $ 450 / $ 500.
Rebatible lateral: $ 500 / $ 600.
Menores de 6 a 12 años: $ 200.