Coronavirus

22 de Octubre de 2020 15:38

Ordenan reincorporar a una enfermera que fue despedida tras contraer Covid-19

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La clínica Mitre debe reincorporar a la trabajadora y abonarle los salarios adeudados. Foto: 0223.

Se trata de una profesional que se desempeñaba en la clínica Mitre. Además, deberán abonarle los salarios adeudados.

El Tribunal de Trabajo Nº 3 de Mar del Plata ordenó reincorporar a una enfermera de una clínica privada de Mar del Plata que había sido despedida tras contraer coronavirus.

La mujer se encontraba en el período de prueba cuando el 9 de octubre pasado fue cesanteada por los directos de la clínica Mitre, ubicada en Avenida Luro al 4600, en tiempos en los que no abunda el personal de salud que sufre en primera persona el avance de la pandemia.

Ante esta situación, la enfermera damnificada interpuso una acción de amparo pidiendo la nulidad del despido, la reinstalación a su puesto de trabajo, el pago de los salarios adeudados y atención médica.

No obstante, la fuente de ingreso no fue lo único que perdió mientras transitaba la enfermedad. La mujer convivía con su madre de 69 años que también resultó infectada y falleció en su domicilio a mediados de septiembre como consecuencia de la infección del virus en su organismo.

La trabajadora cumplía un rol fundamental en el marco de la pandemia ya que se desempeñaba debía asistir y suministrar la medicación indicada por los profesionales médicos y controlar el suministro de oxígeno de los pacientes.

En su declaración ante la Justicia laboral, la trabajadora denunció que en la clínica Mitre no se cumplía ningún tipo de protocolo para mitigar el avance del virus puertas adentro y que ni el Programa de Asistencia Médica Integral (Pami) ni la Aseguradora de Riesgo de Trabajo (ART) verificaban las condiciones laborales.

"Regresaba a mi domicilio con mucha angustia e impotencia, y a los gratificantes aplausos recibidos de la ciudadanía se constraponían la precarización y la falta de cuidado de nuestra salud en el lugar de trabajo", indicó.

Ante lo expuesto, el Tribunal de Trabajo N° 3 de Mar del Plata hizo lugar a la medida cautelar y ordenó la reinstalación requerida más el pago de los haberes adeudados.

Compartir
Compartí esta nota