RADIO
EN VIVO
imagen

Tarifazos

28 de Febrero de 2020 10:31

Pesificación de tarifas: “Las empresas se han enriquecido en dólares”

Sergio Procelli, de Consumidores Argentinos, explicó que la generación eléctrica era producido por centrales térmicas en pesos. El gas se cobraba a un costo mayor y en dólares.

La decisión del gobierno nacional de comenzar a pesificar las tarifas en la generación de la energía eléctrica, fue bien recibida por organizaciones de defensa al consumidor, que consideraron una buena medida para empezar a discutir los altos costos que pagan los usuarios de los servicios públicos.

Sergio Procelli, titular de Consumidores Argentinos habló con 0223 Radio y se mostró satisfecho con la medida del Ejecutivo, “ya que era un anuncio de campaña” y que “no tenía ningún sentido”. 

“Lo que se ha pesificado es algo que no tenía ningún sentido que estuviera dolarizado, como es la generación eléctrica, producida por centrales térmicas que se hacen en el país, cuyo costo es obviamente en pesos. Su única relación con el dólar tenía que ver con la compra de gas. Esa compra de gas la hace el propio gobierno y la fija en pesos”, explicó Procelli.

Al respecto, razonó que “no solamente implicaba un alto costo para los consumidores sino que también al Estado le generaba más de 1.500 millones de dólares anuales en subsidios".

En ese marco, Procelli recordó que en las audiencias, “escuchábamos a las empresas cómo justificaban los aumentos ya sea con mayores inversiones o mayores costos, algo que los consumidores no lo veíamos”. 

“Muchas de esas inversiones estaban sostenidas porque los consumidores financiábamos no solo por los subsidios que paga el Estado: hay subsidios cargados dentro de la tarifa y subsidios al dólar. Las empresas se han enriquecido en dólares estos años porque sus acciones han quintuplicado su valor, porque tenían garantizadas sus ganancias en dólares. Cuando uno ve sus números, asustan”, graficó. 

“Si bien hay congelamiento de 180 días, el congelamiento viene desde abril del año pasado. Si las empresas no piden que hay que aumentar es por las ganancias que han tenido en estos años. La tarifa estaba en dólares, las generadoras lo pagaban más barato de lo que lo cobraban: en 2019 pagaban el gas a 1,20 dólares y lo cobraban a los consumidores a 2,70 dólares. Eso tiene que impactar en una baja o al menos con una amortiguación de los precios”, cerró.