Historias de acá

4 de Febrero de 2020 17:13

Por qué el 4 de febrero es el Día del Guardavidas

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La conmemoración se basa en un hecho trágico: la muerte de un guardavidas en ocasión de un rescate. Fue el primer deceso del que haya registro en la ciudad de un rescatista del mar.

Es uno de los oficios que se asocian en un 100% a Mar del Plata y su historia. Son una institución en la ciudad, una tradición que se remonta a los orígenes de aquella selecta villa balnearia que con los años se transformó en el destino turístico más popular de la Argentina. Cada 4 de febrero se conmemora el Día del Guardavidas en homenaje a Guillermo Volpe, un joven rescatista que falleció en 1978, en medio de un salvataje, algo que nunca había ocurrido hasta ese año.

Daniel Lugea, histórico guardavidas de Playa Grande.

A 42 años de aquel fatídico mediodía, 0223 regresó a Playa Grande, el lugar de los hechos, para dialogar con quien en aquel entonces era compañero de Volpe: Daniel Lugea, histórico guardavidas que trabajó toda la vida en Playa Grande y fue uno de los que le consiguió un lugar a Volpe en esa Playa. "A Guillermo lo había encontrado en un boliche unos días antes y le comenté que había una vacante, que lo iba a llevar a trabajar conmigo", recordó Lugea.

Daniel fue guardavidas de Playa Grande desde 1975 hasta que se jubiló en 2017 y cuenta que cuando empezó, "en el sur no había muchos balnearios, en esa época esta era 'la Meca' para venir a trabajar". Guillermo Volpe trabajaba en el Puerto, muy cerca de Punta Mogotes y ese 4 de febrero de 1978 era su segundo día en la tan ansiada Playa Grande.

Guillermo Volpe falleció mientras rescataba un bañista en 1978.

Sentado en una de las mesitas del actual Balneario "Príncipe", Luegea revivió los sucesos de aquella jornada que quedó en la historia. "Era un día soleado, muy lindo, yo entraba al mediodía en esa época y Guillermo estaba trabajando desde la mañana en el balneario 'Oasis'", evocó Daniel al tiempo que señaló que en aquel entonces, "Playa Grande era como un pozo, cuando se daban los rescates solían ser múltiples, eran como 4 o 5 a la vez por el medio de la canaleta". "Recuerdo que venía llegando por el pasillo central -continuó- y ya los vi a un grupo que se tiraban por el sector izquierdo", más cerca de la zona conocida como Biología.

Según relató el experimentado rescatista, Guillermo "fue el primero en tirarse de un grupo que acudió en auxilio de un chico de unos 10 años, y en paralelo, nosotros nos tiramos en la zona central de la playa para otro rescate". El grupo de guardavidas con el que Volpe se hizo a la mar, estaba integrado por José Luis Quesada, Rómulo Raimondi, Alfredo Marasco y Silvio Garípoli. "Cuando terminó el rescate nadie se había dado cuenta de nada", agregó.

El homenaje a Volpe en el ingreso de Biología, Playa Grande.

"Guillermo fue el primero en llegar a la víctima -prosiguió Lugea- y mientras llegaron otros compañeros aseguró al chico que se ahogaba y debe ser ahí que se empezó a sentir mal". Según cuenta Daniel, cuando comenzaron a sacar a la víctima, Guillermo quedó por detrás de dos guardavidas que mirando hacia la orilla sacaban al joven, mientras Volpe acompañaba. Fue ahí, presuntamente, cuando sufrió un infarto y sin ser advertido se fue a fondo y no volvió a salir. "Cuando los rescatistas llegaron a la orilla, la víctima, un pibe chico, salió corriendo como un rayo, que él debe haber sido el único que vio hundirse a Guillermo, porque venía siendo sacado del agua mirando hacia atrás", agregó.

Visiblemente emocionado, Lugea recordó que al rato que salieron del agua, vino el encargado del balneario y le dijo: "a quién me trajiste que es el segundo día y ya desapareció". Lo decía por Guillermo, quien había empezado a trabajar el 3 de febrero en el balneario "Oasis" de Playa Grande. "Fue un golpe durísimo, era algo que no se nos pasaba por la cabeza que nos podíamos ahogar, uno nunca piensa en eso", evocó.

"A partir de allí fue un cambio muy grande en nuestra profesión, una exigencia de mejorar un montón de cosas, tener seguro, un convenio colectivo de trabajo", sostuvo Daniel, y señaló que "para nosotros fue tremendo, eramos amigos y compañeros, fue algo dramático". Según aseguró Lugea, el cuerpo de Volpe fue hallado a los dos días al lado de la Escollera Norte. 

Playa Grande en la actualidad.

"Ser guardavidas no es una profesión, es una vocación".

"Uno no es que nace, se va haciendo y con el tiempo la vas abrazando y la vas respetando a esta profesión como tiene que ser. Hay mucha gente que ha trabajado por esto, y hay que seguir trabajando por esto y por el respeto. No hay que olvidarse nunca que cuando salimos del agua con una persona, estamos sacando una vida. A veces se toma muy a la ligera porque se torna cotidiano, común , pero estás saliendo del agua con una vida. Para nosotros, que trabajamos con el mar, es una satisfacción personal y nos llena de orgullo". expresó Daniel, emocionado.

El cuerpo de Volpe fue encontrado el mediodía del 8 de febrero. Dos guardavidas se tiraron desde la Escollera Norte y lo llevaron hasta la orilla. Horas más tarde, la autopsia determinó que había muerto de un infarto cuando estaba intentando rescatar al chico que se estaba ahogando. Desde aquel 4 de febrero de 1978, en conmemoración al valor de arriesgar la propia vida para salvar la de otro, se conmemora el Día del Guardavidas.

Compartir
Compartí esta nota