RADIO
EN VIVO
imagen

Coronavirus

25 de Marzo de 2020 18:23

El pedido angustiante de un camionero marplatense: "Déjennos trabajar, no somos una mierda"

Sergio Ramell es uno de los tantos trabajadores que transita por las rutas argentinas. Sin embargo, con las restricciones de la cuarentena, advierte fuertes dificultades para acceder a un baño, comer o conseguir un lugar para dormir.

"No somos una mierda nosotros; media pila, déjennos trabajar porque así no se puede", así cerró un vídeo que viralizó en redes sociales Sergio Ramell, un camionero de Mar del Plata que advierte fuertes dificultades para acceder simplemente a un baño, a comida o a algún lugar para dormir en el marco de sus largos viajes de trabajo.

Cansado de sufrir rechazos, el trabajador marplatense decidió filmarse y compartir un mensaje en el que pide una mayor colaboración de las estaciones de servicio para garantizar condiciones dignas en el marco del desarrollo de su actividad. "Las estaciones de servicio están cerradas; ni siquiera podés comprar unas galletitas. Y en algunos pueblos no te dejan entrar. Así no es. Estamos trabajando para ustedes", apuntó.

 

La indignación de Sergio se reavivó por la experiencia vivida en el viaje que realiza rumbo a Córdoba para una empresa que brinda servicios de transporte a Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). "Paré en Ballesteros porque la idea era comprar algo para comer y quedarme a dormir ahí pero no alcancé a parar el camión y ya tenía un patrullero encima que me decía que no me podía quedar", comentó, en el vídeo difundido en su facebook.

"Como no me pude quedar, tuve que ir a una estación de servicio en Pilar: ahí estaba abierto el mercado y por lo menos pude comprar unos sándwiches de miga pero no estaba abierto el baño", señaló, y agregó: "Es difícil estar lejos de casa. Hace 25 días que estoy afuera, lejos de mi familia, y encima te la hacen más difícil. No nos tienen que cerrar las puertas. No somos una mierda nosotros".

En diálogo con 0223, el camionero marplatense recordó que los trabajadores del sector se rigen bajo una reglamentación que establece que cada cuatro horas deben parar para cargar combustible. "Tenemos una cierta cantidad de horas para poder andar de día porque de noche no podemos andar", explicó, e insistió: "Con toda esta situación se nos complica. Estas situaciones pasan muy seguido".

Pese al complejo contexto, el empleado destacó que tanto la firma para la cual desempeña labores como YPF se han puesto "al tanto de la situación" y han movilizado gestiones para tratar de revertir estos inconvenientes. "Este trabajo ya te genera un desarraigo importante y en estas condiciones es más difícil aún. Te sentís despreciado y es todo un combo que te pega muy bajo", expresó.

En las últimas horas, la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros que encabeza Pablo Moyano había puesto de manifiesto la preocupación por la "terrible situación de abandono" que sufren sus empleados y logró sellar un acuerdo con autoridades ministeriales del Gobierno de Alberto Fernández y de las petroleras para garantizar el "cuidado de quienes se encuentran en la ruta haciendo patria en este momento".

En el marco de la preocupación creciente por el avance del coronavirus. Sergio ratificó que toma "todos los recaudos" para evitar alguna circunstancia de contagio durante su actividad frente al volante. "Yo tengo alcohol y lavandina y todos tratamos de cuidarnos. Si no nos cuidamos nosotros que estamos solos, entonces no hace nadie", reconoció, y concluyó: "Vivo con mucha tristeza esta situación. La verdad que daría cualquier cosa por transitar esto con mis tres hijos y mi mujer, que es de fierro".