Coronavirus

8 de Abril de 2020 17:55

La Justicia marplatense solicita informes ante la disparada de precios por la cuarentena

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El fiscal federal general Daniel Adler elevó el petitorio a la Secretaría de Comercio de Interior de la Nación ante las denuncias que realizaron organizaciones de defensa al consumir.

El fiscal federal general de Mar del Plata, Daniel Adler, requirió una serie de informes a la Secretaría de Comercio del Interior de la Nación después de la disparada de precios en algunos productos que constataron organizaciones de defensa al consumidor en diferentes establecimientos locales durante la cuarentena.

El funcionario judicial elevó el petitorio a las autoridades nacionales para corroborar si observaron "alas de precios de mercaderías a través de noticias falsas, negociaciones fingidas o por reunión o coalición entre los principales tenedores de una mercancía o género, con el fín de no venderla o de no venderla sino a un precio detemúnado".

En caso de advertir algunas de estas maniobras, Adler exgiió que se "se individualice qué formadores de precios habrían incurrido en las conductas descriptas en el punto anterior" y que se "acompañe la evidencia documental, testimonial o digital correspondiente".

La misma requistoria fue dirigida a los responsables de la Subsecretaría de Desarrollo Comercial y Promoción de Inversiones dependiente del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, de la Provincia de Buenos Aires.

A su vez, tras la entrevista que publicó 0223, el fiscal federal reclamó que se le tome declaración testimonial a Sergio Procelli, el titular de Consumidores Argentinos, para tener mayor detalle sobre las irregularidades detectadas en la comercialización de productos durante el período del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Las medidas que solicitó el fiscal se enmarca en una investigación que inició días atrás, al sostener que la "violación denunciada de los precios máximos fijados por el Gobierno Nacional por parte de empresas dedicadas al rubro de la alimentación podría configurar por parte de estos la tipificación del delito regulado por el artículo 300 del Código Penal, atento que habría una concertación entre todos los eslabones de la cadena para incumplir con el mismo".

 

Compartir
Compartí esta nota