Coronavirus

13 de Mayo de 2020 11:33

Elaboran un protocolo especial para el personal de salud que entra y sale de Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La secretaria de Salud da precisiones sobre la situación de la ciudad.

Lo anticipó la secretaria de Salud. Uno de los casos confirmados el martes es un médico que vive en Mar del Plata, pero trabaja en Florencio Varela. Aclaró que los 8 infectados están en aislamiento domicilario y en hoteles. 

La secretaria de Salud Viviana Bernabei aseguró que están trabajando intensamente para encontrar los nexos epidemiológicos de los nuevos casos y aclaró que los 8 trabajadores de la salud se encuentran en aislamiento domiciliario o en hoteles, por lo que ningún caso reviste graverdad. 

Si bien admitió que en los casos de la Clínica del Niño y la Clínica Pueyrredon todavía no se hallaron los nexos epidemiológicos todavía no se puede decir que en Mar del Plata haya circulación comunitaria. "Estamos trabajando para encontrar los nexos. Por ahora no podemos decir ni una cosa ni la otra", indicó.  En esa línea señaló que entre el sábado y el lunes se hicieron 450 test a contactos estrechos, tanto familiares como laborales, que dieron negativos.

A su vez, Bernabei confirmó una versión que había circulado extraoficialmente que la mucama que dio positivo el viernes (la primera trabajadora de la salud) el sábado dio negativo en un segundo test. 

Respecto a la Pueyrredon, los infectados son Guillermo Cayrol y una obstetra de 48 años que también trabaja el el Hospital Materno Infantil, ambos están con aislamiento domicilario. 

La funcionaria puntualizó que uno de los contagiados del martes es un médico que vive en Mar del Plata, pero trabaja en Florencio Varela, que es el único con sintomatología. En ese marco, anticipó que trabajarán en un nuevo protocolo para determinar el ingreso y permanencia de trabajadores de la salud, que son considerados esenciales por el decreto presidencial. 

"Tenemos gente que entra y sale permanentemente en cumplimiento de estas dos actividades esenciales. Vamos a elaborar un orotocolo en salud para ver cómo vamos a definir el ingreso y la permanencia en la ciudad. Tenemos que tener en cuenta que el hecho de limitarles la entrada, implica que tal vez venga de afuera para cumplir funciones acá. Y si reside acá tal vez le limitemos a otros la posibilidad de recibir a gente absolutamente esencial", detalló Bernabei.

Más allá de esta situación puntual, anticipó que los retenes en los controles de los ingresos a Mar del Plata se endurecerán en los próximos días para impedir que llegue gente infectada a la ciudad. "Es entendible que haya más flujo. Se liberan actividades y aumenta la circulación. Hay más vehículos que ingresan la ciudad. Estamos tratando de poner un puesto de salud permanente en la ruta 2 para hacer más estricto el control", indicó la titular de la cartera sanitaria. 

En cuanto a la situación de las clínicas en donde se produjeron los casos, Bernabei remarcó que se están aplicando todos los protocolos necesarios y aclaró que en ningún caso supone "cerrar las instituciones". "Es necesario diferenciar los contactos estrechos con los contactos casuales. Si me cruzo a una enfermera en un pasillo no me va a contagiar", aclaró la secretaria de Salud. 

La funcionaria municipal planteó que en caso de que se verticalice la curva de contagios "el sistema sanitario está muy bien" porque además de lo que había se completó "el hospital modular que otorga 60 camas más de respuesta". Según precisó, Mar del Plata tiene 1.600 camas disponibles, de las cuales el 12% aproximadamente son para pacientes críticos. 

Tu navegador no soporta los elementos de audio.
Compartir
Compartí esta nota