Brasil

15 de Mayo de 2020 08:50

"Bolsonaro no tiene compromiso con la vida ni la democracia"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Aloizio Mercadante en tiempos de Dilma Rousseff.

El ex funcionario de Dilma Rousseff habló con 0223 Radio sobre la dramática situación que se vive en Brasil. 

Brasil están en el ojo de la tormenta ante la decisión de su presidente,  Jair Bolsonaro, de oponerse a las medidas de aislamiento social para frenar el avance del coronavirus y enfrentarse con los gobernadores y el poder judicial.

La curva se torna imposible de detener y el país superó los 200 mil infectados y los 14 mil fallecidos. Los estados de Sao Paulo y Río de Janeiro son los más afectados mientras que algunas regiones del norte tuvieron que prohibir la circulación total de movimiento para evitar el colapso sanitario.

En este marco, 0223 Radio conversó con Aloizio Mercadante, uno de los fundadores del Partido de los Trabajadores que supo acompañar en la formula de 1994 a Lula Da Silva y coordinar todas sus campañas electorales. También fue diputado federal, senador y ocupó los ministerios de Educación, Ciencia y Tecnología y Jefe de Gabinete en el gobierno de Dilma Rousseff. 

Mercadante dijo que "la situación muy grave porque es una pandemia de un virus poco conocido, pero con una capacidad de contagio muy agresiva. Con un índice de mortalidad muy alto, por ser una gripe. No hay fármaco, vacuna, ni retroviral. Solo tenemos la alternativa de alcanzar la inmunidad de rebaño". "Esto sería una catástrofe en un país como Brasil. Cuando un 70% u 80% de la población está contagiada, el virus no tiene posibilidad de propagación. Entonces, la única respuesta que la medicina validada en evidencia científica es el distanciamiento social", agregó.

A su vez, el economista explicó que "en Brasil, los médicos, los especialistas y los gobiernos provinciales predominantemente pensaron un distanciamiento social moderado, para que la curva de contagio no se dispare y para que el sistema sanitario no se sobrecargue, esperando una vacuna (hay 162 investigaciones en curso) o un fármaco eficiente como ha ocurrido en otras epidemias del pasado".

En esa línea, Mercadante criticó al gobierno de Jair Bolsonaro y sostuvo que "tenemos un gobierno oscurantista, que niega la evidencia científica en todas las áreas para tomar decisiones. Esto se extiende a la medicina. Bolsonaro es un ejemplo de descoordinación, de falta de planificación y de ausencia completa de planificación estratégica. Y las consecuencias están ahí". "Estamos con una velocidad de propagación muy acelerada. Ayer fueron 844 muertes. El sistema sanitario está colapsado en muchas ciudades: Manaos, Belem, Recife, Fortaleza, Río, San Pablo va en ese camino... Ya estamos en el punto en que hay que elegir a quién se manda a terapia intensiva y a quién se le desconecta el respirador porque no tiene tanta posibilidad de sobrevivir", enfatizó. 

Al mismo tiempo, el ex jefe de gabinete de Dilma detalló que "hay varias ciudades que tienen problemas con los funerales. En Manaos se morían entre 20 y 30 personas por día y ahora ese número está entre 150 y 200. Estamos en un cuadro muy delicado, mientras el Gobierno agrede a los gobernadores".

"Necesitamos ir hacia un lock down en muchas ciudades, pero esto es imposible son el apoyo de las fuerzas armadas y policiales. No hay apoyo del Gobierno Federal, al contrario, son irresponsables e intentan movilizar a la gente", lamentó y destacó que "en San Pablo tenemos una línea de metro que transporta a más de 1 millón de personas. Imaginen lo que pasará si los contaminados ingresan en ese sistema con las ventanas cerradas ahora que viene el frío. Será una catástrofe humanitaria".

Mercadante denunció que "estamos luchando contra esto. Hay un gran frente en defensa de la vida y la democracia, pero es muy difícil con este Gobierno que no tiene aprecio a la gente ni compromiso. No hay salida para la economía si no hay una salida para el sistema sanitario". "Si se planifican salidas monitoreadas y planificadas como en Alemania o Singapur esto es posible. Pero en Brasil prevalece la falta de políticas públicas y esto es a causa de Bolsonaro", añadió.

Sobre la crisis política en el gobierno, el dirigente del PT sostuvo que "hay 28 pedidos de Impeachment. Hoy por hoy el Congreso Nacional trabaja de manera virtual. Hay votaciones pero la agenda debe ser acordada, por lo que es muy difícil que esto se de curso en este escenario". "Hay una investigación en el STF que involucra a Bolsonaro. Son muchos los casos que conducen al Clan Bolsonaro: El traspaso de recursos indebidos al gabinete de su hijo cuando era diputado, el problema de su relación con las milicias (ya documentada financieramente), el asesinato de Mariel Franco, hay una comisión investigádolo por las fake news... son muchos sus frentes. No hay movilización en la calles, pero el cerco político se le está cerrando", relató. 

Por otra parte, el ex senador planteó que "hay quienes dicen que está evaluando un autogolpe. Tiene apoyo de la milicia y de parte de la policía y las fuerzas armadas, pero el cerco político se le está cerrando. Muchos sectores están abiertamente contra él, crece la insatisfacción y pierde apoyo en las encuestas".

"Hay una fractura en la base de Bolsonaro. Su partido rompió con él. Los gobernadores ya no lo apoyan. Lula ya puede aparecer en las redes sociales. La prensa corporativa intenta impedir su presencia, pero igual tiene "vivos" de mucho alcance. (Fernando) Haddad también está muy activo en las redes sociales. Nuestros gobernadores están muy fuertes en el nordeste", relató.

Por último, Aloizio Mercadante, habló del estado de situación de la izquierda para las próximas elecciones municipales de noviembre y manifestó que "tenemos grandes expectativas para las próximas elecciones. Un proyecto con respeto a las instituciones democráticas. Un país independiente y no sumiso. Volcado a la integración regional. Con una política de salud que defendemos y que ahora está clara su importancia".

"Estamos muy optimistas para el futuro, pero muy preocupado en el presente. Después veremos en las elecciones, pero ahora estamos preocupados por los más vulnerables que están totalmente expuestos por un Gobierno como el de Bolsonaro que no tiene límites ni compromiso con la vida ni la democracia", finalizó.

Tu navegador no soporta los elementos de audio.
Compartir
Compartí esta nota