Coronavirus

18 de Mayo de 2020 20:57

La impotencia del surfista adaptado, varado en Perú: "Me expusieron sin sentido"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Gallegos aguarda poder regresar el próximo viernes, pero la promesa "no fue segura, no hay horarios ni nada", sostuvo a 0223.

El miramarense Nicolás Gallegos lleva dos meses en Perú, y el viernes no lo dejaron subir a un avión Hércules que lo devolvería a Argentina por su condición física. Su palabra ante 0223.

En Perú, el surfista adaptado Nicolás Gallegos todavía no lo puede creer. El viernes, estuvo a punto de subir a un avión militar Hércules que lo devolvería a Argentina para volver a su Miramar natal y permanecer con los suyos en cuarentena por la pandemia de coronavirus. Pero por su paraplegia, según denunció en sus redes sociales, no lo quisieron subir y volvió a quedar varado junto a su novia a la espera de una respuesta de la Embajada Argentina en Lima.

En diálogo con 0223, Gallegos -que en marzo disputó el Mundial de la especialidad en California y está 5° en el ranking mundial- contó su situación actual: "Ahora nos encontramos en Arica, un pueblo chiquito a una hora al sur de Lima, en la casa de un amigo. Ya no estamos tan expuestos al virus". El deportista de 40 años había arribado en marzo a la localidad de Punta Hermosa, su mar preferido, para instalarse, entrenar y dar clases de surf adaptado. Pero la pandemia trastocó todos sus planes, y desde entonces anhela regresar al país por su economía y cuidado físico. 

Nicolás Gallegos y su novia Martina.

El mismo viernes, Gallegos grabó un video de casi tres minutos en su cuenta de Instagram donde relató lo vivido. Dos semanas atrás, desde Punta Hermosa -un lugar sin riesgo de coronavirus-, lo hicieron ir a Lima para partir rumbo a Argentina. Pero el avión Hércules se rompió, y Nicolás junto a su novia Martina quedaron varados en la inmensa y hoy peligrosa Lima (10 millones de habitantes, más de 60.000 casos confirmados). Se pagaron con sus recursos un hotel cercano a la Embajada Argentina, y el viernes todo indicaba que regresarían. Pero en la base Aérea Militar, una médica del Ejército Argentino que no se identificó no lo dejó subir "por mi condición física. No sabía ni lo que era una paraplegia", relató. "El capitán ni quiso hablar conmigo", agregó.

Tras lograr irse de Lima a la espera de una solución, Gallegos sostuvo a 0223: "Ahora estoy mucho más tranquilo. Pero me siento como abandonado. Siento que me expusieron sin sentido. Yo estaba en un pueblito donde no había casos, y me mandaron una semana a Lima a exponerme. Fue poco profesional. Nos quedamos en la pista sin poder subir al avión. Fue difícil", reconoció. Sin querer ilusionarse tras dos chances canceladas de retorno, el miramarense contó lo último que le dijeron: "se comunicaron informalmente desde la Embajada y dijeron que el viernes podría venir otro Hércules, que hay predisposición para llevarme esta vez. Pero no hay horario, no es seguro, es un quizás...seguimos acá aguantando".

Cuatro mundiales ISA de surf adaptado, campeón nacional y sudamericano. Nicolás Gallegos es un ejemplo de superación.

Para colmo de males, este lunes sucedió algo insólito: "la Embajada Argentina informó que ya estoy en mi casa, que ya viajé. Me llamaron desde un call center de presidencia para ver si estábamos haciendo la cuarentena como repatriados. Eso fue terrible", indicó. 

Gallegos y su novia padecen económicamente este presente. Como dijo en el video, "sin recursos, expuestos y sin asistencia" de las autoridades. Solo el buen gesto de una empleada del Consulado Argentino que colaboró con el pago de la noche de hotel del viernes, y el apoyo a la distancia de la Municipalidad de General Alvarado. "Vengo de competir en un Mundial, represento a mi país con mis recursos,  con mi esfuerzo, y me siento abandonado. Y triste porque no puedo regresar a mi casa", declaró el surfista en el video. Ahora, espera que la burocracia no le vuelva a jugar una mala pasada para volver pronto al país.

Compartir
Compartí esta nota