Realidad barrial

1 de Julio de 2020 09:58

Calles de barro: vecinos de Acantilados piden ayuda urgente

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Con las últimas lluvias la problemática del estado de las calles volvió a impactar de lleno en el sur de Mar del Plata y los residentes expresaron su indignación: “El invierno recién empieza y esto empeora”. 

Aquellos vecinos del sur de Mar del Plata que años atrás llevaron barro a la sede municipal para manifestar su indignación ante el despacho del entonces intendente Carlos Arroyo, experimentan en la actualidad el mismo inconveniente. Lo sufrían desde la gestión de Pulti y lo padecen también en los primeros meses del gobierno de Montenegro: calles de tierra en pésimo estado que se vuelven de barro e impiden cualquier movimiento posible.

En las últimas horas, un grupo de vecinos de un sector del barrio Acantilados se contactó con 0223 para visibilizar su habitual indignación ante la llegada de cada invierno y el desarrollo de diversas precipitaciones que reducen por completo el tránsito en la zona.

“Ya no podemos llegar ni salir de nuestras casas, por el estado de las calles, es imposible circular, no puede pasar el camión de recolección de basura, una ambulancia ante una emergencia es imposible, ante un reparto o cualquier cosa que necesitemos estamos aislados porque ya no hay accesos” describieron los residentes.

El reclamo es conocido y la respuesta de la comuna inexistente. Todos aquellos vecinos que viven en inmuebles ubicados sobre las calles 511, 509, 507, 505 y las que las cruzan, calles 28, 26 y 24, ya no pueden salir ni llegar a sus casas.

“Las calles son de barro absoluto, hace más de cuatro años no hubo ningún tipo de mantenimiento. Los autos se rompen, hicimos muchísimos reclamos y nunca vino nadie” afirmaron en contacto con este medio.

A la problemática de las calles se suma la de la iluminación, ausente en muchas de las citadas cuadras.

“La situación es de extrema urgencia. Vehículo que pasa, vehículo que queda encajado.  Necesitamos ayuda. El invierno recién empieza y esto empeora”, concluyeron los vecinos, indignados una vez más.

Compartir
Compartí esta nota