Salud

1 de Agosto de 2020 10:47

Comienza la Semana Mundial de la Lactancia Materna

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde la Secretaría de Salud reflexionaron sobre su importancia y recordaron que está descartada la transmisión del coronavirus a través de esta acción.

El lema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna que comienza en esta próxima semana del 2020 es “Apoyar la lactancia materna contribuye a un planeta más saludable” y tiene como objetivo proteger, promover y apoyar la lactancia materna para asegurar la salud y supervivencia de los bebes y niños de todo el mundo.

Desde la comisión de lactancia de la Secretaría de Salud, invitan a la comunidad y a los equipos de salud de instituciones públicas y privadas a reflexionar sobre la importancia de la lactancia materna y a asumir el compromiso con la sociedad para establecer acciones que la hagan posible.

Partiendo del lema “la lactancia materna como una decisión climáticamente inteligente”, la convocatoria invita a participar en la creación de redes que redoblen y motiven la defensa de este alimento tan puro y primario, que contribuye al cuidado y al desarrollo sostenible del planeta y de quienes habitamos en él.

En la misma línea, la leche materna debe ser el único alimento que reciba el bebé durante los primeros 6 meses de vida ya le que brinda todos los nutrientes que necesita para su crecimiento y desarrollo saludable. En este período de tiempo, el niño no debe recibir jugos, agua, té ni ningún otro líquido además de la leche materna.

La lactancia materna favorece y fortalece la relación de afecto y cercanía entre la madre y el bebé, y favorece al desarrollo de niños capaces, seguros y emocionalmente estables.

“En esta semana tenemos que apoyar la lactancia por un planeta saludable y recordar que no hay transmisión de coronavirus por la leche materna. Si estás enferma y en buenas condiciones de salud podés seguir amamantando con las precauciones que te recomiendan los médicos”, instó Gabriela Ferrero, referente de la comisión municipal.

En la Semana Mundial de la Lactancia Materna, se recuerda que la lactancia a demanda no es perjudicial para los lactantes, que se debe alimentar al bebé cada vez que lo pide, durante el día y la noche, logrando un total entre 8 y 12 tomas diarias.

Cabe mencionar, que para que la mamá pueda producir la leche que su bebé necesita, el niño debe ser amamantado con frecuencia. Si la mamá tiene que separarse de su hijo puede extraerse manualmente su leche y conservarla en cadena de frío, en un recipiente limpio y tapado, hasta que el bebé la consuma.

En tanto, para que no pierda sus propiedades nutritivas, se debe entibiar a baño maría y no hervirla ni calentarla en microondas. Es importante que la hora de amamantar la madre esté tranquila, motivada, cómoda, y el bebé sostenido y seguro.

Por último, esta iniciativa tiene gran cantidad de beneficios para con el medioambiente ya que lactancia materna es ecológica, no contamina y no genera desechos; requiere menor utilización de energía (no hace falta calentar, refrigerar, esterilizar) y no requiere agua potable para su preparación.

Tal como señaló Ferrero, “para el medio ambiente la leche materna es un alimento ecológico, que además disminuye exponencialmente la contaminación ambiental al evitar la fabricación, el envasado, el transporte y los residuos. También, implica un ahorro de energía y reduce la incidencia de enfermedades”.

Las madres que tengan dificultades con la lactancia que pueden consultar los jueves en el Instituto Rómulo Etcheverry de Maternidad e Infancia (Iremi), de San Martín 3752, a las 13..

Compartir
Compartí esta nota