Coronavirus

9 de Enero de 2021 08:18

Video: una marplatense con Covid-19 sufrió una recaída y tuvieron que internarla en Ituzaingó

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Así se llevaban a María Teresa Lammenda en la noche de jueves.

La mujer de 64 años estaba en el Español pero, ante la falta de una cama de alta complejidad, tuvo que ser derivada de urgencia a más de 430 kilómetros de la ciudad, donde ahora pelea por su vida.

Una mujer de 64 años con coronavirus que se encontraba en el hospital Español tuvo que ser trasladada de urgencia a Ituzaingó, al no encontrar una cama de alta complejidad en Mar del Plata, y por estas horas pelea por su vida en el municipio que está a más de 430 kilómetros de General Pueyrredon.

El caso tiene como protagonista a María Teresa Lammenda, quien ingresó el miércoles a las 10 al centro hospitalario que depende de Pami, donde quedó internada en una habitación individual con oxígeno con máscara.

Sin embargo, con el correr de las horas se agravó el cuadro de salud de la paciente y desde el Español le informaron el jueves a la familia de la afiliada que debía ser trasladada de urgencia ya que no contaban con una cánula nasal de alto flujo para poder asistirla frente a la enfermedad.

"Esa cálula es el paso previo al uso de un respirador mecánico. Ella tenía una muy baja saturación de oxígeno en sangre: era de 70 y por lo menos tiene que estar arriba de los 98. El traslado se autorizó rápidamente pero el tema fue a dónde trasladarla", explica Leonardo, el hijo de la mujer, en diálogo con 0223.

El pedido y la autorización del traslado fueron el puntapié inicial de una "odisea" para la familia de Lammenda: trataron de buscar por todos los medios una cama de alta complejidad disponible en la ciudad pero no la encontraron. La solución recién llegó cuatro horas más tarde, cuando se confirmó la posibilidad de la derivación a Ituzaingó.

Y producto de la espera y el largo viaje, el cuadro de salud de la mamá de Leonardo empeoró y los profesionales que la atienden, según asegura el hombre, desconocen los daños que puede haber generado la falta de oxígeno en otras partes del cuerpo. "Ahora la tarea está enfocada en los signos vitales. El médico remarcó que si no hubiera tenido esas horas de traslado la situación sería diferente", afirma.

Por estas horas, la mujer permanece sedada en el Hospital del Bicentenario de Ituzaingó con asistencia respiratoria mecánica y bajo seguimiento de los especialistas, a la espera de advertir alguna evolución en su estado. "Está en las manos de Dios. La situación es muy grave", ratifica Leonardo, y aclara: "Mi mamá es una mujer muy sana; se cuidaba un montón. Nunca tuvo problemas ni tiene ninguna patología de base".

El hombre dice que decidió visibilizar el caso de su madre para que la sociedad "tome consciencia de que sí o sí hay que cuidarse" en el contexto de la pandemia y evitar que proliferen los contagios, lo cual se traduce en una inminente saturación del sistema sanitario. "Yo no agredo ni le echo la culpa a nadie. Al contrario, estoy muy agradecido de la doctora de cabecera Gabriela Coloma, que todos los días está en contacto con nosotros, y del personal del hospital Español y de la ambulancia de Samak que la trasladó", reconoce.

"Lo único que pido es que tomen consciencia, que se cuiden y respeten los protocolos. Esto no es joda. No puede ser que mi mamá, en el estado en que se encontraba, haya tenido que viajar porque no contábamos con los elementos suficientes cuando estuvimos guardados meses para que se pueda preparar algo que al final falló para mi vieja", lamenta.

Leonardo, en el mismo sentido, también considera que las autoridades deben informar con mayor responsabilidad sobre la situación que atraviesa al sistema de salud de Mar del Plata. "Si no hay camas, que lo digan porque si mienten estamos con un riesgo aún mayor porque quizás algunos se relajan al pensar que estamos bien. Tienen que decir la verdad y las cosas como son", razona.

Durante la semana, directivos locales de la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y Otros Establecimientos de la Provincia de Buenos Aires (Fecliba) ya habían advertido que la ocupación de camas destinadas para Covid-19 "aumentó considerablemente” y que el "número de internados se duplicó en los últimos 10 días". “Es importante tener en cuenta que nos encontramos en plena temporada de verano y, como todos los años, la atención médica aumenta debido a la afluencia de turistas en la ciudad”, consideraron.

El último parte oficial difundido por el gobierno de Guillermo Montenegro, en tanto, da cuenta que hay 32 pacientes con coronavirus que ocupan camas de unidades de terapa intensiva, y que hay otras 47 camas ocupadas por pacientes con diferentes patologías. Desde el Municipio, por el momento, no advierten un escenario de saturación y remarcan que la mayoría de los nuevos contagios están ligados a jóvenes que no requieren internación.

 

 

 

 

Compartir
Compartí esta nota