Tiendas Gourmet, el fenómeno que creció con la pandemia y llegó para quedarse

Surgió en el momento más duro de la cuarentena y por la calidad de sus productos y los precios accesibles, fue bien aceptado por el público. Algunos agregaron patios o terrazas para su degustación en el local. 

Las delicatessen forman parte de la postal de cualquier tienda gourmet. (Foto:0223)

10 de Octubre de 2021 08:10

Por Redacción 0223

PARA 0223

Los marplatenses de paladar negro que buscan comer o tomar algo especial de elaboración artesanal, siempre tuvieron sus tiendas favoritas en la ciudad, pero con la pandemia, el sector se diversificó y muchas tiendas gourmet nacieron para satisfacer este apetito selecto que aunque tiene fama de ser caro, posee precios accesibles.

Ivo Klaic es propietario del local "Pata Negra", ubicado en Garay 1652, en la zona de la Vieja Terminal y al igual que muchos otros que se reinventaron con la pandemia, abrieron el local con la intención de poder vender alimentos, que en el momento más duro de la cuarentena, era el que más posibilidades tenía de trabajar. "La hotelería la estaba pasando muy mal y se nos ocurrió la manera de mantenernos y darles trabajo también a nuestros empleados y por eso abrimos este mercado. No sabíamos mucho del rubro y por eso apuntamos a una cosa más exclusiva", admitió en declaraciones a 0223.

El comerciante contó que al comienzo, apuntaron a la venta de selectos vinos y luego los productos regionales, ante la dificultad que impone la importación de productos y otras delicatessen. "Apuntamos a cosas del norte y del sur del país porque no hay mucha oferta y así nació esto. Como vimos la aceptación de la gente, sobre todo en las picadas, se nos ocurrió la posibilidad de que puedan consumirlos en el local y abrimos el patio", dijo Klaic.

Para Klaic, este tipo de gourmets no son para un sector "de clase alta" sino que la oferta posee precios accesibles. "Hay cosas exclusivas, como un atún envasado con alcaparras o provenzal y tiene un 10% más que el supermercado, que por ahí lo encarece el flete, porque son del sur o del norte. Pero el resto es para el alcance de todos. Hoy una picada para 3 está 900 pesos. Entonces los vecinos compran como una almacén normal, no es prohibitiva", argumentó.

Un clásico de la gastronomía gourmet es "Vía Porcari", que desde el 2005 vende delicias culinarias inspirada en los sabores de Porcari, un pequeño pueblo de la Toscana italiana. Tania García Esquius, referente del tradicional local, conoce a sus clientes, poseedores a su entender, de una gran curiosidad. "Les encanta cocinar o comer, son viajados por lo general y les gusta probar cosas nuevas. El paladar argentino es un muy simple. En la cocina no tenemos 3 millones de especias y la picadita suele ser simple, nos gusta y lo disfrutamos. Pero hay un nicho de público que quiere algo más y por eso viene acá", resumió.

En general, las tiendas gourmet sufren aumentos por la variable del dólar pero también por coyunturas internas: entonces hay meses que suben los vinos, los fiambres importados, salsas importadas japonesas o chinas o arroces italianos. Pero el alto valor de algunos productos, a veces, vale la pena. "Las capsulas de máquinas de café en un pequeño nicho, que hasta conozco quienes son los clientes que lo consumen. Pero si lo comparás con lo que cuesta tomar un café en un local, que no es de la misma calidad, el precio no es tan caro y te tomas un café italiano en tu casa", razonó García Esquius. 

Leandro Sánchez, de "Mercado Nacional" de Playa Grande, contó a 0223 que la intención junto a sus socios Juan y Jorge, fue la de emular a los viejos almacenes de campo. "Como en los almacenes de ramos generales, donde una persona podía comprar los alimentos para la diaria y consumir productos originarios de la zona. Aquí hicimos una selección de los mejores productos premium, importados, nacionales y de producción propia", destacó.

Según describió, algo que destaca al local es que cada delicatessen tiene una trazabilidad, donde el cliente sabe con precisión, que es lo que va a comer. "Con esto, conoce donde fue criado y el ciclo completo del animal hasta que llega a la mesa", señaló y afirmó que estas apetencias no son propios de algún sector etario en particular.  "Hay un público mayor que viene a tomar un café porque tiene una terraza muy bonita pero también hay grupos de jóvenes que se acercan a probar estos productos. La gente que nos elige es muy variado", valoró.

 

 

Temas

Comentarios de usuarios de Facebook