Mar del plata

4 de Febrero de 2021 18:42

Temen por el cierre definitivo de una importante carrera en la Universidad Nacional de Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Se trata de una de las ofertas que brinda la Facultad de Derecho. Por razones presupuetarias, las inscripciones permanecen suspendidas desde el 2020.

El temor por el cierre definitivo de la carrera de Corredor Público, Martillero y Tasador dentro de la Universidad Nacional de Mar del Plata encendió las alarmas y empezó a movilizar a la comunidad estudiantil que viralizó un petitorio a través de las redes sociales para evitar que se materialice una medida de estas características.

A través de la plataforma Change.org, un grupo de profesionales, estudiantes, aspirantes al ingreso y docentes visibilizaron la preocupación por la situación que se acusa e impulsaron la petición con el fin de evitar un retroceso para la oferta académica que se brinda en el ámbito público.

"Desconocemos el motivo, pero queremos que todas las personas tengan la oportunidad de estudiar una carrera universitaria y obtener un título de una Universidad Nacional y Pública tal como lo obtuvimos muchos de nosotros", plantearon, en el mismo escrito.

En el petitorio, se tuvo en cuenta que la Unmdp es la única casa de estudios de estas características que "ofrecía una manera de estudiar cómoda para quienes trabajamos o vivimos lejos de las sedes y abonábamos un costo mínimo, similar a una cooperadora".

0223 consultó con distintas autoridades universitarias que reconocieron, en primer lugar, que la inscripción a la carrera, que depende de la Facultad de Derecho, permanece suspendida desde 2020, por lo que siguen cursando aquellos que se inscribieron antes de ese año.

El motivo de la suspensión, según lo que se explicó, está estrictamente ligado a "cuestiones presupuestarias". La expectativa que hay dentro de la unidad académica es que en los próximos meses "se pueda lograr un refuerzo" en las partidas de dinero que se perciben para regularizar la convocatoria. "Ojalá se solucione", manifestaron.

Por la pronto, la comunidad estudiantil y docente insistió al rector de la casa de estudios,  Alfredo Lazzeretti, a "rever su decisión". "Tiene que explicar cuáles fueron los motivos de la misma y que antes de fin de año se proceda a habilitar la inscripción para que los aspirantes puedan empezar a cursar en  2020", instaron.

"Cuando así lo decida, contará con nuestro apoyo y colaboración genuina. De no hacerlo, las personas que eligen nuestra profesión pero carecen de medios económicos, no podrían pagar una Universidad privada y no podrían concretar su vocación", concluyeron en el petitorio virtual, que sigue abierto para contar con el acompañamiento de diferentes firmas.

La profesión de martillero –al igual que las del abogado y procurador- es una actividad reglada por la colegiatura provincial, heredera directa de ese poder de supervisión que las provincias se reservaron cuando adhirieron al pacto federal, tal como consta en el sitio web de la Facultad de Derecho

Los agentes auxiliares del comercio, y en particular los martilleros, son tan necesarios que muchas transacciones no podrían celebrarse sin su intervención y en otras contribuyen fuertemente a moralizar el negocio, merced a su formación ética y a las restricciones impuestas por el control de la colegiatura.