Coronavirus

28 de Abril de 2021 11:36

Montenegro: “Trabajamos en controlar con mucha firmeza para evitar el cierre”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Montenegro volvió a apelar a la responsabilidad de la ciudadanía. Foto: 0223.

En una entrevista con 0223 Radio, el intendente planteó que es fundamental el control de la clandestinidad y volvió a insistir en que es clave la responsabilidad de la ciudadanía. Escuchá la entrevista.

El intendente Guillermo Montenegro insistió este miércoles en la importancia de que la ciudadanía cumpla los protocolos y señaló que Mar del Plata está en una situación compleja, aunque todavía no llegó a los registros más complicados que alcanzó entre septiembre y octubre del 2020. “En eso somos distintos al Amba”, dijo en una entrevista con 0223 Radio.

“Más que pensar en medidas restrictivas, hay que controlar muy fuerte y especialmente controlar donde no hay protocolos”, dijo Montenegro, quien marcó que a partir de esos controles y de la responsabilidad ciudadana buscan evitar “una situación de cierre”.

El intendente volvió a apuntarle a la clandestinidad y las reuniones sociales como los principales factores de los contagios de Covid-19. “Al margen de lo que hagamos desde los distintos estados, nacional, provincial y municipal, si eso se sigue generando los casos no van a parar”, sostuvo.

Montenegro reconoció que “14 meses de pandemia” es “desgastante para todos”, pero remarcó que es evidente que los casos aumentaron en las últimas semanas y esto repercute de manera directa en un crecimiento de la ocupación de camas comunes y camas de terapia intensiva.

No obstante, si bien reconoció que “es un momento complejo” y que no se puede decir que Mar del Plata “esté bien”, Montenegro insistió en que no es el peor momento desde que comenzó la pandemia por los indicadores que se analizan. “La foto de hoy en cuanto a cantidad de camas y oxígeno muestra que no estamos en una situación límite. Hay que evitar llegar a eso y para eso hay que cuidarnos”, planteó.

“Cuando comparás números con números no alcanzó a la situación más compleja de septiembre y octubre. Eso es distinto a lo que pasa en Caba y Amba, donde hoy tienen muchos más casos que el año pasado. No somos ni mejores ni peores, somos distintos”, dijo Montenegro, que puso de relieve que Mar del Plata tiene otras posibilidades de desarrollar actividades al aire libre y evitar la aglomeración de personas.

A su vez, señaló que desde el municipio están colaborando con el refuerzo de testeos y aislamientos de casos sospechosos para evitar que la curva crezca. Mencionó el laboratorio de análisis que armaron junto a la provincia en el Cema y el que montó la Universidad Nacional de Mar del Plata, como herramientas que permiten reforzar el trabajo preventivo.

“Además, se generaron hoteles con 120 camas de aislamiento, varias de ellas con oxígeno, para acelerar el giro cama en los hospitales”, dijo, pero insistió en que si estas actividades no están acompañadas de un cumplimiento de protocolos y distanciamiento por parte de la ciudadanía no será suficiente. “El esfuerzo tiene que ser de todos”, marcó.

El jefe comunal señaló que la responsabilidad social es “clave” para mantener “el laburo y la presencialidad en las escuelas”, tal cual lo había planteado en la conferencia que brindó el martes. Agregó que es un desafío para el municipio trabajar “con la doble situación” de atender también los reclamos de sectores económicos golpeados por la pandemia.

“La gente me dice en la calle Si cierran nos fundimos. Entiendo a las personas que dicen que sí o sí tienen que tener más tiempo abierto. Y entiendo que tiene que haber restricciones. Pero al margen de cualquier restricción es fundamental la responsabilidad”, planteó.

En ese marco, Montenegro dijo que la tarea del municipio es trabajar “con mucha firmeza en los controles” para evitar que la segunda ola de contagios crezca de manera vertiginosa y lleve a una situación de cierre.

Además, destacó las políticas de generar empleo utilizando el espacio público, al aire libre, como fueron los corredores gastronómicos y algunas ayudas concretas a comerciantes como la eximición de la tasa de publicidad. “Sabemos que no alcanza, pero vemos de qué modo los podemos ayudar para que mantengan los puestos de laburo que es lo más importante”, dijo.

Por otro lado, Montenegro destacó que tiene un diálogo “permanente” con los funcionarios del gobierno provincial, particularmente con el jefe de Gabinete Carlos Bianco, con quien analiza de manera conjunta “cuáles son las mejores medidas que haya que tomar que generen resultado”.

Consultado por la frase del gobernador Axel Kicillof, quien lo acusó de moverse en una frontera de “ambigüedad”, Montenegro buscó restarle peso a la polémica y aseguró: “Me muevo en defensa de los marplatenses. Ese es mi lugar. Si alguien entiende que eso es ser ambiguo deberá explicarlo. Mi objetivo es cuidar a mis vecinos y mi ciudad”.

 

 

Compartir
Compartí esta nota