Segunda ola

14 de Junio de 2021 11:45

En Río Tercero, quienes organicen o vayan a fiestas clandestinas deberán hacer trabajo comunitario

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los infractores pueden optar por pagar la multa o permutar por trabajos comunitarios. Foto: Infobae

El municipio cordobés impone multas de hasta 200 mil pesos y obliga a realizar, entre otras tareas, arreglos de plazas y veredas a quienes no cumplan con las restricciones dispuestas en el marco de la pandemia.

 

El municipio cordobés de Río Tercero aplica multas de entre $40 mil y $20 mil, arresto, trabajos comunitarios y asistencia a cursos educativos a quienes transgredan las disposiciones sanitarias y de seguridad e higiene dispuestas en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Las “medidas de escarmiento”, como definió el propio intendente de esa localidad, Marcos Ferrer, están contempladas en el Código de Faltas Municipal que rige desde 2007 y apuntan a desalentar la participación en fiestas clandestinas. Prevén realizar, entre otras tareas, arreglos de plazas y veredas a quienes no cumplan con DNU.

El jefe comunal explicó que el objetivo es “prevenir y concientizar sobre la necesidad de la responsabilidad social ante un contexto sanitario complicado” a través de “medidas ejemplificadoras, disuasivas y de escarmiento”.

La disposición legal determina que la imputabilidad alcanza a los mayores de 16 años, mientras que en el caso de los menores de esa edad, el cumplimiento de las sanciones recaerá sobre los padres, tutores o representantes legales. Los infractores pueden optar por pagar la multa o permutar por trabajos comunitarios.