Medio ambiente

26 de Junio de 2021 16:56

Piden informes sobre el monitoreo ambiental en la cava de Chapadmalal

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La Defensoría del Pueblo busca saber cómo y quiénes realizarán el monitoreo ambiental necesario para evaluar el grado de afectación ambiental por residuos peligrosos en el suelo y el agua subterránea en un predio ubicado a 400 metros de la escuela primaria 52. 

Luego que los vecinos de la Asamblea Luna Roja y activistas de la organización Ecos del Mar denuncien la formación de un basural a cielo abierto en inmediaciones de los Hoteles de Chapadmalal, los Defensores del Pueblo de la Municipalidad de General Pueyrredon, Daniel Barragán, Fernando Rizzi y Luis Salomón, visitaron el lugar y dialogaron con los habitantes del lugar.

Según detallaron los funcionarios en el predio indicado hubo un manejo clandestino de residuos por parte de distintos organismos estatales, que fueron trasladados a la cava y luego incinerados, "por lo que se procura establecer las responsabilidades de los funcionarios intervinientes", explicaron al tiempo que anunciaron que desde el organismo que integran se realizaron pedidos de informes a las autoridades.

"No solo se trató de un cambio de uso de suelo que convirtió los terrenos de un complejo monumental declarado Monumento Histórico Nacional en el año 2013, en un basural a cielo abierto, y que fueron desarrolladas las tareas de incineración mensual durante varios años, como atestiguan vecinos colindantes, sino que todo ello fue dado también sobre una cava clandestina, de unos cuatro a cinco metros de profundidad y un área aproximada de un tercio de hectárea", aseguraron.

Es por eso que desde la Defensoría se solicitarán informes sobre cómo y quiénes realizarán el monitoreo ambiental necesario para evaluar el verdadero grado de afectación ambiental por residuos peligrosos en el suelo y el agua subterránea del predio ubicado a 400 metros de la escuela primaria N° 52, el jardín de infantes N°936 y el Anexo de la escuela secundaria N° 71 del Barrio San Eduardo de Chapadmalal. 

"Otra de las cuestiones es integrar el entorno del paisaje a un sitio consagrado como monumento histórico nacional y cómo intervendrán las áreas de gobierno municipal y nacional para que los tipos de actividades en ambas jurisdicciones se adecuen e integren mancomunadamente con el Plan de Manejo del Paseo Costanero Sur aprobado por Ordenanza 19.111 y las áreas de Reserva Natural y Turística", manifestaron. 

En este sentido consideraron que la provincia de Buenos Aires cuenta con el Decreto 831/93 que reglamenta la Ley Nacional 24.051 de Residuos Peligrosos, en sus anexos fija límites máximos permitidos para las matrices ambientales agua y suelo y el nivel de residuos peligrosos, muchos de ellos asociados a sitios impactados por basurales a cielo abierto. 

"Los basurales a cielo abierto exigen un proceso complejo que implica el monitoreo de contaminantes, la evaluación del impacto y un complejo proceso de “recomposición ambiental”, porque como es sabido y a su vez garantizado por el artículo 41 de la Constitución Nacional, todos los habitantes tienen derecho a vivir en un ambiente sano, ya que la salud de las poblaciones está íntimamente asociada a factores ambientales que deben asegurar niveles mínimos de contaminantes para poder desarrollar la salud comunitaria que todos deseamos" concluyeron los funcionarios. 

 

Compartir
Compartí esta nota