Por qué hay que evitar pagar el mínimo de la tarjeta de crédito

Los bancos comenzaron a avisarles a sus clientes que financiar los saldos pendientes saldrá más caro. Qué opciones hay. 

Los bancos ya empezaron a avisarles a sus clientes que a partir del próximo cierre de tarjeta financiar los saldos pendientes saldrá más caro. Junto con la implementación de las nuevas tasas de intereses del Banco Central se encarecieron los créditos y los costos para financiar las tarjetas de crédito sobre todo con el pago mínimo, una de las herramientas más utilizadas cuando el dinero empieza a escasear en los bolsillos.

¿Por qué suben las tasas?

Se trata de una herramienta que se activa ante la evolución de la inflación y que tiene el objetivo de que el inversor que se queda en pesos tengan tasas reales positivas y por ende se desaliente la demanda de dólares.

 

¿Cuánto nos sale refinanciarnos pagando el mínimo de la tarjeta de crédito?

Las nuevas directivas llevan a la tasa nominal anual para la financiación con tarjetas al 57%, lo que se traduce en un costo financiero total que, dependiendo del banco, podría llegar al 80 o 90%.

 

¿Y si busco obtener un crédito personal para financiarme?

También se encarecieron. Siempre de acuerdo a la entidad y al tipo de cliente, la tasa nominal puede ser del 84%, que se traduce en una tasa efectiva anual del 125% y en un costo financiero total del 165% anual.

 

¿Qué pasa si no se paga la tarjeta de crédito?

No pagar la tarjeta de crédito o pagar menos del mínimo se puede convertir en la peor de las situaciones. En primer lugar, porque se inhabilita la tarjeta y el titular no puede seguir usándola. Segundo, porque si no seguimos de cerca esta situación, la acumulación de intereses podría superar incluso al valor inicial de las compras.

Cuando el titular de una tarjeta se convierte en moroso es inmediatamente intimado por la entidad bancaria y si no se abona este saldo continuarán notificándonos por falta de pago. Una vez que esto suceda y seamos considerados morosos se sienta un precedente deudor en las bases de datos del Banco Central (BCRA) y luego nuestra identidad y situación financiera podrá verse reflejada en bases privadas como por ejemplo el Veraz.

 

Figurar en el Veraz, ¿qué implicancias tiene?

Imposibilita el manejo libre en lo que tiene que ver con la contratación de productos financieros bancarios, como sacar otra tarjeta de crédito, pedir un préstamo, o una garantía para alquilar y además lleva mucho tiempo poder luego ser desclasificados de estas bases de información.

Por todo lo mencionado abonar el mínimo durante largos periodos nunca es recomendable. Al pagar sólo el monto mínimo del resumen, el resto se convierte en una deuda que genera intereses. Si al mes siguiente se hace lo mismo, esos intereses del primer mes se transforman en deuda y junto con el saldo anterior, generan nuevos intereses para el período que sigue. Una bola de nieve cada vez más grande.

Comentarios de usuarios de Facebook